La buena mesa en la Costa del Sol

Más allá de su clima suave, de sus playas de arena fina y de su entorno natural privilegiado, la Costa de Sol cuenta con la riqueza turística de una gastronomía con carácter propio, sana y repleta de sabores tradicionales que derivan de su tradición mediterránea.

espetos-sardinas

La historia de Málaga como importante puerto de mar, ha hecho que hayan pasado por aquí las más diversas culturas, que además de su huella histórica , han enriquecido la tradición cultural malagueña con los sabores y especias de su cocina. La Costa del Sol ha sido a lo largo de los siglos el caldo de cultivo de sabores auténticos, basados en la riqueza de nuestros productos naturales y en el mestizaje entre culturas con la dieta mediterránea como base.

gazpacho

Podemos decir que la cocina malagueña destaca por la sencillez de los ingredientes, marcados tradicionalmente por los productos de temporada y por la riqueza procedente de la pesca en nuestras aguas. Ingredientes sencillos que conforman una gastronomía autóctona muy rica y variada, plagada de platos sabrosos y saludables, como resultado de emplear únicamente materias primas de primerísima calidad, con la riqueza que aporta el aceite de oliva, rey indiscutible de la dieta mediterránea.

Platos tradicionalmente malagueños, como el ajoblanco, los espetos de sardinas, los vitorianos o el gazpacho, conviven en la rica oferta gastronómica de la Costa del Sol con cocinas procedentes de cualquier rincón del mundo. La importancia de nuestra tierra como destino turístico ha propiciado una amplísima oferta culinaria que actualmente está dando lugar a un nuevo mestizaje de sabores, en el que los nuevos valores de nuestra cocina toman la base mediterránea de nuestra tradición para crear sabores y texturas sorprendentes, fruto de la fusión de culturas.

boquerones-fritos

La creatividad de  nuestros chefs ya ha sido distinguida con galardones tan preciados como la estrella Michelín, posicionando a la Costa del Sol  como destino turístico completo y de calidad. Más allá de sol y playa, Málaga ha enriquecido estos últimos años aún más si cabe su oferta turística, convirtiéndose en un paraíso para los amantes de la buena mesa gracias a la profesionalidad de nuestros jefes de cocina y a la creciente calidad de nuestros ingredientes autóctonos.

Sabores de lujo conforman una nueva gastronomía malagueña, creada para disfrutar con los cinco sentidos, en perfecto maridaje con los vinos locales de la prestigiosa D.O. Sierras de Málaga, cada vez más apreciados por los entendidos. Os animo a disfrutar de un nuevo paraíso para los gourmets.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *