El turismo de congresos se incrementa en un 25’9% en la Costa del Sol

El sector turístico de la Costa del Sol demanda que se incida sobre segmentos que generen negocio a lo largo de la temporada de invierno, que aporten un plus a los puntos fuertes de nuestro destino en verano como receptor de turistas de “sol y playa”.

Sectores como el turismo de congresos aportan valores añadidos a la actividad hotelera en nuestra provincia,  por lo que se ha incrementado un 25,9 por ciento la oferta de hoteles con equipamiento para reuniones en el litoral de la Costa del Sol, según ha declarado la directora de la ‘Convention Bureau de la Costa del Sol’, Belén Pérez Gascón.

La directora de este departamento especializado del Patronato de Turismo de la Costa del Sol ha presentado en Marbella los resultados del estudio ‘Turismo de reuniones y eventos en la Costa del Sol’, elaborado por la Sociedad de Planificación y Desarrollo (SOPDE), durante el 2010.

Pérez Gascón ha destacado que este tipo de turismo supone un impacto económico valorado en 278 millones de euros y un efecto desestacionalizador en el sector turístico, por lo que resulta vital para aumentar la competitividad de nuestra provincia en este segmento.

HW-congresos-polynesia

Según el estudio de SOPDE, las fortalezas de la Costa son el clima, la calidad y la variedad de la oferta hotelera, la relación calidad y precio, la accesibilidad del destino con conexiones y el aeropuerto internacional, la hospitabilidad, la fiabilidad, la cultura, y la concentración de hoteles de cuatro y cinco estrellas en la zona.

Entre las debilidades, la asociación a la referencia de sol y playa, la escasa capacidad hotelera por establecimiento, la falta de conexiones aéreas regulares, la poca originalidad en programas para incentivos o la necesidad de más infraestructuras para reuniones.

Pérez Gascón ha afirmado que la Convention Bureau defiende un modelo de gestión basado en la sostenibilidad y la responsabilidad social corporativa, impulsado a través de la plataforma ‘RqueR.org’, un centro de intercambio de experiencias que busca la transformación del destino Costa del Sol desde el segmento de reuniones y congresos, ha asegurado. El proyecto pretende mejorar la competitividad del destino, aumentar el retorno a la inversión, mejorar la percepción de la marca y contribuir a ser más responsables en el contexto medio ambiental y social, según ha subrayado la experta.

Los hoteleros de la Costa del Sol tenemos que tener que claro que hay que trabajar en esta línea, la de invertir en calidad y fomentar la sostenibilidad de nuestra actividad, tanto con el medioambiente como con la sociedad que nos rodea. La Costa del Sol tiene que situarse a la vanguardia en cuanto a infraestructuras y servicios para poder competir con las grandes capitales en el segmento de congresos, que es vital para la temporada de invierno.

Nosotros, como empresa, estamos implementando políticas y acciones de responsabilidad social corporativa, por lo que fomentamos también este tipo de incentivos para nuestros empleados. Sin embargo, tras dos años de comercialización en este segmento, hemos notado un incremento en cuanto al número de eventos corporativos que hemos tenido pero, por el contrario, las empresas están ahorrando en el número de asistentes y días de estancia en el hotel, con lo que la facturación final es inferior.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *