Entrevista en Málaga Hoy por nuestro 50 aniversario

La celebración del 50 aniversario de Grupo Peñarroya ha generado un indudable interés informativo y han sido muchos los medios que han contactado con nosotros para entrevistarme y acerca de la trayectoria de la empresa o para conocer mi opinión sobre temas de el sector inmobiliario o el sector turístico.

Los que me conocen bien saben que no es algo que haga a menudo, porque suelo dejar este papel representativo en manos de mis hijas, mis sucesoras al frente de las empresas del grupo, pero en esta ocasión tan especial no podía dejar de lado mi deber como fundador del grupo empresarial y he atendido con gusto a diversos medios locales y nacionales.

Siempre es un gusto que se interesen por el trabajo bien hecho, por la trayectoria que hemos tenido a lo largo de estos 50 años y por nuestra filosofía de empresa. Por eso en esta ocasión comparto en el blog una entrevista que me han hecho Elisa Moreno, del periódico La Opinión de Málaga.

Hemos hablado de turismo, de construcción, de estacionalidad, de la Costa del Sol y, al igual que hago en este blog, he dicho lo que pienso sin pelos en la lengua. Os invito a leer el reportaje, que te también tenéis on line aquí.

Malaga-HOY-(25-07-2016)

Sobran hoteles que no se han renovado y faltan habitaciones de calidad

El Grupo Peñarroya cumple 50 años desde que su fundador construyera su primera sociedad en 1966.

Nos recibe en la puerta del hotel Polynesia y nos conduce hasta su despacho, donde nos enseña los planos del futuro hotel Venecia, que finalmente se construirá en Benalmádena, junto al hotel París. Es dado a conversar aunque en sus 50 años como empresario ha preferido no conceder entrevistas a los medios de comunicación. Y no desaprovecha la ocasión para presumir de sus cuatro hijas, quienes le acompañan en el negocio, y de haber dado con la clave para combatir la estacionalidad. Por primera vez, sus hoteles no echarán el cierre este invierno, para el que ya espera una ocupación de entre el 70 y el 75%.

-Se cumplen 50 años desde la fundación de su primera sociedad allá por 1966.

-Reconozco que no me esperaba adónde iba a llegar. Lo único que sé es que trabajo 24 horas al día y que si una persona quiere conseguir algo solo tiene que luchar por ello.

-Descubrió su vocación emprendedora muy joven.

-Empecé a los 14 años siendo botones del banco Siero, de la familia Rato. Pero no ganaba dinero y me puse a comprar y vender ladrillos, y como tampoco ganaba dinero a los 17 me puse a construir, aunque no fue hasta el año 1966 cuando se montó la sociedad. Entonces la vida de inmobiliaria no era la de ahora, o uno era muy bien visto en la ciudad o uno se tenía que financiar por letras. Construí una primera promoción de varias viviendas en El Ejido, en Málaga, y después me vine a la Costa.

-¿Por qué?

-Muy fácil, porque en la Costa se vendía más caro y se ganaba más.

-Desde la puesta en marcha de esa primera inmobiliaria hasta la construcción del complejo Holiday World han sido muchas las urbanizaciones y proyectos puestos en marcha.

-Yo empecé a construir en los Boliches, Fuengirola. Le compraba terrenos a mi padre y se los pagaba cuando vendía. Una vez me dio un terreno que llevaba 15 años sin vender y estando aún en cimentación me lo compraron unos alemanes. Le compré muchísimas parcelas. Luego construí otra gran urbanización en Mijas Costa, la llamada el Faro de Calaburras.

-Apostó desde un principio por el cliente extranjero.

-Tenía un amigo con una agencia inmobiliaria en el extranjero que me ayudó a vender a ingleses y nórdicos sin ni siquiera haber empezado la construcción de los chalets. En la costa había, y hay, más interés por parte de extranjeros que por el cliente nacional. Si uno lo piensa, la mayoría de los ingleses y nórdicos tienen la idea de pasar aquí su jubilación. El clima lo hace todo.

-¿Y no cree que el Brexit puede afectar de alguna manera?

-En absoluto. Es posible que los hoteleros ganemos un poco menos, también los touroperadores y los vuelos aéreos, pero estoy seguro de que cada vez seguirán viniendo más extranjeros ingleses con Brexit y sin Brexit. No hay más que ver que ellos ya están contratando las vacaciones del año que viene mientras que nosotros los españoles todavía no sabemos ni qué día nos vamos a ir de vacaciones.

-Fue el primero en apostar por el sistema del todo incluido, una fórmula muy criticada por las asociaciones de comerciantes.

-En el año 2002, cuando lo propuse, un consejero de la Junta me dijo que me lo iban a quitar y aún hoy muchas asociaciones quieren luchar contra el todo incluido. Yo les digo que están muy equivocados. El libre comercio no se puede prohibir. En mi bufé se pueden encontrar hasta 115 variedades de comida distintas y de primeras marcas. Damos calidad pero, además, aquí no se le dice a nadie que no salga a la calle, todo lo contrario. Tenemos autobuses gratuitos que llevan a nuestros clientes a Córdoba, Granada, Sevilla e incluso a la playa, a Puerto Marina o a municipios vecinos. Si lo que queremos es que salgan, no ve que saliendo la gente gasta menos aquí y me ahorro dinero.

-¿Cómo ha evolucionado el turismo en los últimos 50 años?

-A más y a mejor. Pero tenemos que concienciarnos de que si al turista se le mira con malos ojos en la calle ese ya no vuelve por mucha calidad que se le dé en los hoteles.

-¿Cuándo decide dar el salto del mundo la construcción a la hotelera?

-En el año 2002 me di cuenta de que el turismo se podía venir abajo ya que la mayoría de las ventas que hacíamos era para el extranjero y este estaba dejando de comprar porque los precios subían. Y entonces compré varias fincas en Benalmádena, más de 400.000 metros cuadrados de terreno, donde hoy se encuentra el Holiday World, del que han llegado a decir que era de unos americanos al principio y luego de unos rusos.

-Pero antes ya había probado suerte en el sector.

-En 1982 le compré la suspensión de pago a Sofico. Fueron 960 apartamentos en estructura que yo construí y dediqué a cosas hoteleras. Pero cometí un error, que es que lo vendí. Y luego me quedé con la primera venta que hizo Patrimonio del Estado de Rumasa, otros 1.051 apartamentos, unas 4.000 camas hoteleras, y volví a equivocarme y de nuevo lo vendí. Después fui construyendo en Marbella y fui vendiendo hasta que llegué a estos terrenos y ya dije que no vendía más y aquí estoy a día de hoy con mis cuatro hijas, que son las que están llevando el negocio en realidad.

-¿Y qué hay de la lucha contra la estacionalidad?

-Ahora mismo tengo 4.500 plazas hoteleras llenas. Y mientras en invierno el 80% de los hoteles cierran nosotros, por primera vez, no lo vamos a hacer. ¿Cómo se consigue eso? Teniendo un buen equipo, rompiendo zapatos y saliendo al extranjero. Ya tenemos vendedores en Alemania, Inglaterra y países nórdicos buscando operadores para que vengan en invierno.

-¿Qué ocupación hay prevista para los meses de invierno?

-Ahora mismo entre un 70 y un 75% en los tres o cuatro meses malos, el resto lo tenemos lleno. Los meses de verano tenemos un 98,95% de ocupación.

-¿Acaso han dado con la fórmula que muchos llevan años buscando?

-El turismo que viene en invierno es diferente al de verano porque los niños no están de vacaciones con lo que se trata de un turista sin hijos o hijos mayores, o tercera edad. El turismo de invierno es un turismo de bicicleta, de senderismo, de salud, de golf.

-Habla de turismo de bicicleta cuando la costa precisamente no puede presumir de carriles bici.

-Sí, no solo hay un déficit sino que además no estamos educados. En Lanzarote no hay carriles bici y los coches respetan a los ciclistas. Es cierto que en Benalmádena no hay carriles bici mientras que en otros municipios como Marbella ya están en marcha, y en Málaga creo que se está haciendo bastante por la bicicleta. Pero eso es algo que nos demandan nuestros clientes.

-¿Qué más le hace falta a la Costa del Sol?

-Todo lo que le falta a los demás hoteles y que tienen que asumir los municipios, como guarderías infantiles, auditorios… El turista extranjero todavía tiene que seguir yendo al Cervantes cuando hay conciertos y ópera. ¿Por qué no hacen eso en la Costa? Los Ayuntamientos no se gastan nada en el extranjero.

-Hablando de ocio, entre los futuros proyectos del grupo destacan la creación de varios campos de fútbol y el ansiado hotel Venecia, ambos en Benalmádena.

-Hace unas semanas dije en una entrevista que si no me daban la licencia para hacer el Venecia en Benalmádena me iría a Marbella. Seguramente habría sido un malentendido, pero a raíz de aquellas declaraciones me citaron en el Ayuntamiento y lo cierto es que a principios de agosto firmamos el acuerdo para que nos den la licencia. Es un proyecto de 2.500 plazas hoteleras en el que recrearemos la plaza de San Marcos. No olvidemos que el extranjero cuando viene a la costa lo que quiere es respirar y sentarse a comer en una terraza y eso es lo que queremos conseguir.

-¿Aún le quedan terrenos y ganas para seguir construyendo?

-Otro más, y más grande, que es el hotel París, con la torre Eiffel. Ya se está redactando el proyecto y tiene 3.700 plazas hoteleras. Al final Holiday World será un resort que va a tener unas 11.000 camas hoteleras.

-¿Cree que todavía hay espacio para nuevos hoteles?

En la costa lo que sobran son hoteles antiguos que no se han renovado y faltan habitaciones de calidad.

Entrevista en Vida Económica con motivo de nuestro 50 aniversario

Hoy tengo el gusto de compartir en el blog un completo reportaje que la revista Vida Económica ha dedicado a Grupo Peñarroya con motivo de la celebración de nuestro 50 Aniversario, que hace especial hincapié en los proyectos del grupo y en el que la segunda generación de la familia, mis cuatro hijas, hablan de su papel en la empresa y de las distintas líneas de negocio de las empresas del grupo.

Comparto en esta entrada el texto del reportaje y os invito a leer la publicación completa en su web.

vidaeconomica-aniversario-penarroya

Grupo Peñarroya cumple 50 años. Por tal motivo Vida Económica entrevista a las cuatro hermanas que representan la segunda generación. Pepa, Ana María, Marifrancis y Mónica son las hijas del empresario Cristóbal Peñarroya, quien a pesar de haber cedido el testigo, no para de trabajar. “Su hobby es su empresa”, coinciden. Nos vemos en la oficina de ventas de la Reserva de Marbella, en la zona de Cabo Pino, para hablar de pasado, de presente, pero sobre todo de futuro.

Un Grupo bien avenido

Gestionar en buena lid un grupo familiar con 66 millones de facturación no es cosa fácil. Cuando se trata de cuatro hermanas la tarea adquiere tintes épicos. No es el caso del Grupo Peñarroya. 

Cuatro hermanas dirigen este grupo de empresas diversificadas. La presidenta es Pepa, quien lleva en la empresa más de dos décadas. Marifrancis dirige la locomotora del grupo, el resort Holiday World, cuya facturación representa la mitad de los 66 millones de facturación del grupo. El área de promoción inmobiliaria está a cargo de Ana María. Y por último, Mónica está al frente del emergente proyecto de decoración e interiorismo Mondecoshop.

Todas son madres, profesionales y concilian. Cada una en su responsabilidad sabe que cuentan con la confianza de su padre. No en vano, el fundador ha visto cómo sus cuatro hijas han gastado mucha suela de zapatos en sus proyectos. “Te exige, pero te da libertad en tu trabajo”, concluyen.

vidaeconomica-aniversario-penarroya-2

¿Qué es la Reserva de Marbella, donde nos encontramos?

Ana Mª- Esta urbanización la empezamos en el año 1989. Aquí las propiedades son apartamentos y áticos. En total puede haber unas 2.000 viviendas. El complejo en sí puede tiene decenas de piscinas que están abiertas todo el año. No se cierran en invierno porque nuestro cliente es extranjero.

Precisamente la historia de vuestro grupo ha estado muy ligada al extranjero…

Ana Mª- Si. Nos hemos enfocado fundamentalmente a la segunda residencia dirigida al público extranjero. Hemos viajado mucho a ferias inmobiliarias y todo lo que se vendía, se vendía en el extranjero.

¿Cómo empezó Grupo Peñarroya y cómo ha ido evolucionando en estos años?

Pepa- En 1965 mi padre constituyó la primera sociedad donde se adentró en lo que eran constructoras y promotoras. Él construía lo que nosotros vendíamos. Luego, en 1982 y hasta 2006, empezamos con las ventas y las promociones pero sin construir. Y se han vendido las últimas hace dos años.

¿En la provincia de Málaga?

Pepa- Si. En los Boliches, después al Faro de Calaburra, donde empezó un poco la promoción internacional; volvió a Málaga capital, luego a Benalmádena… Y en 1989, dimos el salto a Marbella y hasta hoy que estamos aquí en Marbella y en Benalmádena pero ya dejando la promoción inmobiliaria.

Siempre construcción residencial…

Pepa- Sobre todo de segunda residencia. En total hemos construido unas treinta promociones, urbanizaciones han sido dos, pero muy enfocados a Reino Unido y países  nórdicos. Hemos tenido ochenta oficinas en el extranjero incluido Hong-Kong, Tokio y Rusia; pero sobre todo en países nórdicos y Reino Unido.

¿Qué cabida tiene la innovación en una actividad como esta?

Mónica- La innovación está enfocada al cambio empresarial, en ir sacando productos diferenciadores. Nosotros llevábamos muchos años construyendo

destacando en cuanto a arquitectura e interiorismo. Ese salto diferencial también lo dimos en la decoración de los hoteles. En cada espacio, en cada restaurante y en cada habitación proponemos espacios únicos y diferenciadores. Ahí es donde sale una nueva línea de negocio que es la de interiorismo. Esta línea arranca con un proyecto online, Mon Deco Shop, y estuvimos prácticamente un año en fase online. En su segunda fase pusimos establecimiento a pie de calle, en pleno centro de Ricardo Soriano y llevamos lo que es online y offline.

¿Y qué servicios ofrecéis?

Mónica- Desarrollamos proyectos de interiorismo. Durante todos estos años siempre los hemos desarrollado dentro de lo que es el negocio de la empresa, dentro de casa y lo que hemos hecho es abrirlos al exterior. Al estar en la Costa del Sol y tener tanto público extranjero nos hace estar un poco más abiertos. Nos movemos mucho internacionalmente a través de ferias y traemos mucho producto de fuera. Estamos en la feria de París, de Alemania, en las ferias nórdicas y traemos productos innovadores. También traemos producto nacional evidentemente, pero tenemos tendencias de todos los estilos para que el extranjero pueda tener un poquito de su estilo aquí en esta tierra.

vidaeconomica-aniversario-penarroya-6

¿Cómo nace la idea de dedicarse a la explotación hotelera?

Marifrancis- Teníamos unos terrenos en Benalmádena de 450.000 metros cuadrados aproximadamente y la empresa se planteó en un momento dado vender o desarrollar algo por su cuenta. Hasta el momento el negocio estaba basado en desarrollar, vender etc. Cuando lllegué a la empresa había ya un contrato firmado con un tour operador que vio el terreno, vio la idea y pensó en unirse. Era un negocio redondo para uno que empezaba. Nosotros lo hacíamos al gusto del cliente y ellos eran los números uno del mundo y sabían qué proyecto turístico iba a funcionar. Así, íbamos a sacar un proyecto que sabíamos que en un futuro si el tour operador no estaba, iba a seguir funcionando. El proyecto era traer el ‘todo incluido’ de calidad a la Costa del Sol. Tuvimos muchos obstáculos para ser reconocidos como uno más dentro de este sector. Los clientes del todo incluido, a pesar de lo que la gente piensa, salen de los hoteles, hacen excursiones, salen al puerto deportivo, van al Tívoli,… y si no lo hiciesen aquí se irían a Turquía, a Túnez o a Baleares o  Canarias.

En esta parte del negocio, sí que juega un papel importante la innovación…

Pepa- Como decía antes, desde los inicios la innovación se ha creído como algo diferenciador. Mi padre siempre ha tenido claro por ejemplo el tema de la claridad tanto en el residencial como en hotelero. Otra cuestión que en los años ochenta no se tenía en cuenta era el tema de la accesibilidad. Clientes incapacitados, con sillas de ruedas, los ascensores con puertas amplias que pudiesen entrar, las barras de los bares, de las recepciones, todo eso ahora sí se mira, pero en los años ochenta no te lo exigía nadie y eso iba en todos los proyectos. Ahora se puede innovar de muchas formas y lo estamos haciendo. También en innovación medioambiental, que lo tenemos clarísimo desde los inicios.

Marifrancis- Hoy en día la innovación se confunde con tecnología, y no solo es eso. También hay innovación en productos, en servicios, en proceso. Hay muchas formas de innovar, y yo creo que a esta empresa parte de esa innovación le viene por su relación con el extranjero. Mi padre decía “yo no invento, yo copio. Copio y adapto”.

Pepa- También ahora hemos innovador en el campo de procesos, en la propia gestión de la empresa. Hemos tardado año y medio, hemos puesto toda la empresa patas arriba, y es otra manera de innovar.

Marifrancis- Por supuesto invertimos también en tecnología. En el resort pusimos en marcha un proyecto que se llama Works y Services que dota a camareras de pisos, mantenimiento y recepción de un Smartphone o una tablet con un programa para estar interconectados y minimizar así las distancias y el tiempo de resolución de las incidencias, así como la mejora del rendimiento.

Cada una de vosotras desempeñáis una función concreta dentro del grupo. ¿Habéis diseñado un protocolo familiar?

Pepa- Si. Y lo principal es que ha sido un protocolo hecho en el momento idóneo. Es decir, donde mi padre, que ha sido el fundador, todavía vive y que la tercera generación no está aún en edad de entrar en el negocio, y eso no nos condiciona a nosotras a tomar decisiones. Es verdad, que los protocolos hay que renovarlos y dentro de un año o dos pues habrá que renovarlo pero creo que el inicio y el paso ha sido el correcto y en el momento adecuado.

Marifrancis- Al final lo que persigue el protocolo es la continuidad de la empresa familiar que yo creo que es lo que se pone de manifiesto. Otra parcela importante del grupo es la Responsabilidad Social Corporativa ¿cuál es la razón?

Marifrancis- La empresa Peñarroya durante treinta y pico años tiene treinta o cuarenta trabajadores. Cuando empieza en los hoteles pasa a tener picos de 700 trabajadores. La empresa se plantea, tras la propuesta de sus profesionales de RRHH, diseñar un plan estratégico que nos permita tener a largo plazo un equipo sólido, formado/profesiones y contento. Por ello se apuesta por un sistema de gestión innovador basado en la conciliación, igualdad, respeto y compromiso que se llama EFR que son las siglas de ‘Empresa Familiarmente Responsable’. Hace dos años nos nombraron en el Top 25 de empresas  nacionales como empresa que apostaban por la conciliación en España.

vidaeconomica-aniversario-penarroya-5

Volviendo al inmobiliario ¿Cómo veis el sector?

Ana Mª- Los activos de La Reserva de Marbella gracias a Dios los vendimos. Ahora somos inmobiliaria. Aparte de gestionar nuestro patrimonio, también vendemos y alquilamos patrimonio de otras empresas. En general se está notando que está subiendo todo una barbaridad, sobre todo en tema de alquileres y eso quiere decir que hay bastante movimiento. La verdad es que hay muy buenas perspectivas. Se ve que el inversor que venía buscando las  gangas no viene, ya el cliente que llega ya se le ve con otro matiz, se le ve más serio, se han dado cuenta que ya los precios no bajan, que se han estabilizado y de hecho están subiendo un poco, también es cierto que la banca tiene que ver mucho con esto. Y los tenemos como competidores número uno.

¿Qué proyectos tiene el grupo a corto y medio plazo?

Marifrancis- El Venecia es el siguiente hotel del complejo. Es un hotel temático en la línea de todo incluido familiar, con muchos servicios para niños y adultos que sólo te lo puede permitir un hotel de estas dimensiones. Ese es el siguiente proyecto hotelero.

¿Y promoción a la vista?

Pepa- Promoción inmobiliaria ya no hay, proyecto de ocio sí.

¿De ocio?

Todas- Hasta ahí podemos leer. Pero impresionante.

Pepa- La verdad es que estamos dando nuestros pasos y no nos quedamos quietos como ya sabes desde hace mucho tiempo, pero es verdad que es algo que todavía no podemos avanzar mucho más, estamos todavía en la fase no inicial pero casi inicial.

Marifrancis- Es ocio y hotelero las dos cosas.

Ana Mª-Es en un parcela que tenemos aquí en Marbella de unos casi 3 millones ochocientos mil metros. Abarca desde la zona de Elviria al Rosario lindando con Ojén.

Marifrancis- Hay un proyecto que no nos gustaría dejar pasar por alto que se llama cocina de quinta gama. ¿Qué es esto? Pues es producto alimenticio terminado. Como convertirnos en fabricantes de nosotros mismos en los hoteles para poder darnos suministros con toda la seguridad y garantía durante 15-20 días seguidos sin necesidad de depender de un tercero. 

Nuestra base principal es la cocina al vacío con ensamblaje de salsas con una caducidad de hasta 90 días, sin químicos, todos nuestros platos de menú. Por razones de espacio y crecimiento hemos trasladado todas nuestras cocinas a un espacio más grande dentro del resort, donde hemos invertido unos 350.000 euros y hoy día tenemos una empresa de catering abierta al público donde ya hemos tenido 4 o 5 eventos este año. A modo informativo te puedo añadir que producimos unos 90.000kg de comida por temporada en esta cocina.

¿Cómo hacéis frente a la estacionalidad del turismo de la Costa?

Marifrancis- Nosotros como la gran mayoría de los hoteles en invierno nos merece más la pena cerrar que estar abiertos llorando y llorando. Para abrir, nosotros hemos llegado a la conclusión de que no podemos seguir vendiendo a los mismos mercados. Nuestro cliente es familiar y no viaja en invierno. Y es británico y de sol y playa. Entonces hemos tenido que cambiar radicalmente la comercialización y nos dirigimos al microsegmento deportivo. Las instalaciones que ya tenemos nos van a servir mucho y en los próximos meses veremos las que construiremos. Hay dos niveles de público. Está el profesional que nos interesa, pero probablemente funciona dos, tres meses al año. Y luego está el que se denomina ‘grupos de amigos’, que practican triatlón, running, natación, ciclismo…Mallorca está llena de grupos de amigos de ciclismo, que te llenan 200-300 habitaciones en invierno solo de alemanes que van en grupos de 30-40 personas. La segunda fase sería campos de fútbol profesional con césped natural para atraer las pretemporadas de equipos de fútbol. Combinamos instalaciones y alojamiento de primer nivel.

Cristóbal Peñarroya

Criado en el barrio de la Victoria, se inició en la construcción y promoción de segunda residencia. Así fue conociendo los gustos del cliente extranjero a quién han ido destinadas la práctica totalidad de las 4.000 viviendas que ha promovido en la provincia. Fue un innovador de su tiempo, donde la claridad y la amplitud eran seña de identidad en sus construcciones.

“Los portales deben ser grandes, porque los clientes quieren saber que viven en una casa importante”, decía. Esta cualidad le ha llevado a diseñar el primer resort hotelero ‘todo incluido’ de la Costa del Sol, donde su arquitectura temática hace que los recién llegados saquen la cámara antes de llegar a la recepción.

A sus cuatro hijas les ha inculcado el amor por el trabajo y desde pequeñas ya les enseñaba a pie de obra dónde iba la piscina, las terrazas o las zonas ajardinadas de una promoción en cimientos. Ahora, lejos de su retiro, pasa el tiempo ideando proyectos para que la segunda generación les dé forma.

Grupo Peñarroya firma un convenio con Bancosol

Grupo Peñarroya, como Empresa Familiarmente Responsable, impulsa el desarrollo profesional y promueve la inserción social de personas en riesgo de exclusión social.

Esta es una de nuestras líneas de actuación en materia de RSE y se encuentra recogida en las medidas incluidas en nuestro catálogo EFR, para cuyo logro se suscriben acuerdos con diversas entidades sociales, como es el caso del acuerdo que nuestro grupo ha firmado con Bancosol.

convenio-bancosol-1

Se trata de un convenio de colaboración entre el Banco de Alimentos de la Costa del Sol y Grupo Peñarroya, cuya firma tuvo lugar el pasado 24 de mayo, y que busca potenciar recursos y colaborar en procesos de formación y empleo de personas en riesgo de exclusión social.

convenio-bancosol-4

Como muchos lectores ya sabréis, Bancosol es una entidad que promueve la inserción sociolaboral de las personas que reciben alimentos a través de su Programa de Inclusión, financiado por el Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad. Entre sus objetivos se encuentra potenciar la formación e inserción en el ámbito laboral de quienes toman parte de sus programas, incluyendo la realización de prácticas laborales.

El acuerdo fue firmado por mi hija Mª Francisca Peñarroya, Directora General de Holiday World, la Directora Corporativa de Recursos Humanos de Grupo Peñarroya, Remedios Miralles, y el Presidente de Bancosol, Javier Peña.

convenio-bancosol-5

convenio-bancosol-6

En la firma del convenio estuvieron también presentes otros miembros del equipo, como Mª José Garralón, del Departamento de Recursos Humanos, y la Directora de Holiday Polynesia, Cecilia Pérez.

convenio-bancosol-3

Con la firma de este convenio Holiday World se incorpora al programa nuevas empresas colaboradoras en el sector de la hostelería, una cooperación indispensable para que las personas en riesgo de exclusión social accedan a la oportunidad de realizar prácticas profesionales.

convenio-bancosol-7

Este convenio materializa la firme apuesta de la dirección de Grupo Peñarroya por la gestión responsable como eje de su estrategia de negocio, de manera que la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) se convierte, junto a la sostenibilidad y la excelencia, en de los pilares en los que se basa la estructura organizativa y la toma de decisiones de la empresa.

convenio-bancosol-2

Nuestro grupo de empresas trabajará de forma coordinada con Bancosol para que las personas participantes del programa de Inclusión Sociolaboral realicen prácticas profesionales posteriores a la formación recibida. Estas prácticas formativas dotarán a las personas participantes de una capacitación profesional y conocimientos prácticos que favorecerán su integración laboral.

En Grupo Peñarroya estamos convencidos de que la aplicación de nuestras políticas RSE resultan fundamentales para lograr una sociedad mejor y para tender una mano a los más desfavorecidos, tal y como hemos venido haciendo a lo largo de nuestros 50 años de historia. Espero que este acuerdo se convierta en una oportunidad laboral para todos los que realicen sus prácticas con nosotros.

Entrevista en Diario Sur con motivo de nuestros 50 años

No suelo prodigarme mucho en los medios concediendo entrevistas. Soy hombre de decir lo que pienso sin pelos en la lengua, como bien saben los que me conocen y los lectores de este blog, y cuando me preguntan por algo no puedo evitar responder.

Mi papel en las empresas del grupo siendo siendo muy activo y estoy plenamente implicado en la gestación de nuevos proyectos, dejando las labores de representación y dirección de las empresas que conforman Grupo Peñarroya en mis cuatro hijas, que son las que normalmente atienden a la prensa.

Sin embargo, en esta ocasión tan especial, la de la celebración del 50 aniversario de Grupo Peñarroya, he recibido con sumo gusto a distintos medios que han querido entrevistarme y conocer mi opinión sobre temas turísticos y otras muchas cuestiones relacionadas con mi trayectoria profesional.

Como siempre, he hablado alto y claro y me reafirmo en mis opiniones, que muchos de los que me leéis habitualmente ya conocéis. Hoy comparto en esta entrada la entrevista que me ha realizado José Vicente Astorga de Diario Sur, que salió publicada el domingo 10 de julio y que tenéis también en su edición online.

Entrevista-Diario-Sur-(10-07-2016)-1

 


Cristóbal Peñarroya: “El verano lo vende hasta mi nieto que tiene 16 años, pero lo difícil es saber vender el invierno”


  • Constructor y empresario pionero del ‘todo incluido’ hotelero en la Costa del Sol

  • El grupo que fundó hace 50 años ha crecido con la Costa del Sol, sigue con proyectos y espera llegar a las 9.000 mil camas


En su móvil enseña en tiempo real la ocupación del complejo de cuatro hoteles, único en el litoral. «Mire, esta es la verdad de mi negocio, pero no publique la cifra que hay quien se enfada». En realidad aquí todos los datos son altos como corresponde a un ‘pueblo’ de miles de ‘vecinos’ con pulseras de colores que pueden comer y beber en 16 restaurantes además del menú intenso de diversión. Quiere hacer dos hoteles más. «Me dicen que lo están mirando, pero si no me los aprueban, el Venecia y el París, me los llevaré a Marbella. Llegaríamos a las 8.600 camas, pero llevo cuatro años esperando», asegura.

–¿Cómo se lanzó al ‘todo incluido’?

–Desde que tenía 17 años estoy construyendo, aunque mi padre me decía cuando empecé que estaba loco. Las cosas me fueron bastante bien, hice mucha vivienda y en el año 89 ya había comprado terrenos en Las Chapas, en Marbella, y también aquí. Luego, en el 2002 vi que esto se hundía. Nuestro cliente residencial era un 99 por ciento extranjeros, 80 ingleses y el resto nórdicos. Y por experiencia sé que cuando esos países empiezan a hundirse a los dos años eso llega a España. Pensé: tengo algún dinero, pues voy a meterme en hacer hoteles. En esta parcela de 400.000 metros que había comprado por fases me metí a hacerlos. Recibí todas las pegas del mundo, t menos mal que encontré un alcalde, Enrique Bolín, que me dio todas las facilidades del mundo.

–¿Quién le dijo que esta era una apuesta ganadora?

–Vi en el extranjero el concepto hotelero. Tuve la habilidad, que no es la suerte, la suerte es que toque la lotería, de conocer a unos señores que me dijeron que si hacía esto podía triunfar. Me asesoré de personas que sabían, no como aquí en la Costa del Sol, que todo el mundo sabe de turismo y no es verdad. Me fui a aprender del que sabía, y busqué un modelo familiar. La gente cree que el ‘todo incluido’ es pasar hambre. De eso nada. En mi bufé usted puede encontrar 115 tipos de comida. El primero y segundo día te arruinan, pero al tercero ya se les quitan las ganas. Hay quien come mucho y quien casi no come.

–¿Cómo se hace lo de abrir con la ocupación ya asegurada?

–En esto hay que romper muchos zapatos, llamar a muchas puertas.

–Y tocar sobre todo las de los grandes touroperadores.

–Sí, pero cuando haces un producto estrella, los grandes se interesan. Ahora tengo 16 restaurantes, 12 bares, tres o cuatro ‘spa’, hasta guarderías, cuatro cines…más animadores que en ningún sitio. Tengo golf. Recogemos al cliente y tiene cinco campos disponibles. El 90 por ciento aquí es familia, con dos o tres niños. Los ingleses tienen más hijos.

–¿Le acojona el ‘Brexit’?

–No. El que diga que por el ‘Brexit’ la Costa se hunde no tiene idea. ¡Ni idea!. Que no asusten a la gente los que no saben. Ganaremos seguramente un poquitín menos, pero habrá más clientes cada día. El turista inglés ya tiene previsto el veraneo del año que viene, no como el español que a la fecha que estamos no sabe si se va a ir en julio o agosto. Si además cambian las cosas…a lo mejor hay un nuevo referéndum. Piense que ya hay cuatro millones de firmas para que se repita.

–¿Cuándo harán la próxima gran tanda de ventas de estancias?

–La semana pasada, después del ‘Brexit’, he contratado 3.000 plazas diarias con aumento de precio hasta el 2020. Y yo preguntó: ¿Dónde está el ‘Brexit’?. Yo no sé de turismo, pero tengo mis hoteles llenos. El resto de plazas, además de las del contrato, también. Ofrecemos un producto y unas calidades que no existen y un personal fuera de lo normal.

–¿A medida que mejora el negocio hotelero menos atención presta a construir? ¿Espera tiempos mejores?

–No pienso construir más en mi vida. Me han hecho mucho daño y se lo he prometido a mis hijas. Haré hoteles, pero no construiré.

–¿Daño en su reputación?

–Sí. El ‘caso Malaya’. Hubo unos señores. Un juez estrella y un fiscal que se equivocan y dicen que Peñarroya está implicado porque en una servilleta de papel pone ‘Villarroya’, y él, que es muy listo, porque la servilleta se la da a policía, le dice al fiscal que Roca se equivocó al poner el nombre. Y a Peñarroya me lo detienen, y salgo en toda la prensa. Me absuelven totalmente, sin tener que ir al Supremo, pero todavía estoy esperando que me pidan perdón. Yo, cuando me equivocó, pido perdón.

Cristobal-peñarroya-diario-sur

–¿Cuál fue su relación con Roca?

–La tuve y muy mal. Yo molesté a Gil dos veces por algo que además me correspondía legalmente. Yo nunca he dado dinero a nadie y a Roca menos. El juez me dice que yo le he pagado dos años y medio después de que me diera la licencia. No conozco una cosa igual con Roca. Eso no se lo cree nadie, pero eso me ha ocurrido a mí. Mi familia lo pasó mal. Fíjese. Tengo operaciones gordas pendientes, y tengo que viajar. Hace diez días a los EEUU y mi abogado me tenía que hacer un certificado diciendo que fui absuelto. En Internet salgo manchado. Estoy manchado para el resto de mi vida.

–¿No piensa reclamar el derecho al olvido?

–No. Porque los jueces saben dar ese toque final sobre mi: «Puede haber…». Si no, el que está aquí hubiera atacado como un jabalí herido. Porque sigo herido. Que me pidan perdón los señores que se han equivocado. En Marbella no se hacía cohecho. Era directamente extorsión.

–En aquella Marbella con los hilos del urbanismo controlados por Roca, ¿cómo actuaba usted?

–A mi me dieron licencia. Entre chalets y apartamentos hice dos mil unidades, pero es que yo tenía aprobado el plan parcial del año 75. Sin problemas. Cuando compré los terrenos tenían aprobado el plan. No tenía problema ninguno, ni tampoco tenía que pedir favores a nadie.

–¿Y cuánto suelo sigue teniendo?

–Me quedan apartamentos, también suelo comercial. Tengo a seis kilómetros de Marbella un terreno de 3,8 millones de metros cuadrados.

–¿Conoce a alguien en la Costa que tenga algo parecido?

–En Marbella Marbella, no.

–¿Qué usos tienen reconocidos?

–Residencial, pero queremos pasarlo a hotelero. De aquí a final de año podremos empezar algo. La primera piedra, en abril, para mi cumpleaños.

–¿Será también ‘todo incluido’?

–No. Es un turismo de más calidad. El mismo cliente que viene aquí con estas calidades, va a allí y paga el doble. Queremos hacer una cosa espectacular y también familiar.

–Deme algunos detalles.

–Lo siento, pero no puedo. Estamos en negociaciones.

–¿Cree que con la oposición a levantar rascacielos en Marbella se perdió una oportunidad?

–Si se hubieran permitido, se la hubieran cargado para los restos. El arquitecto Melvin Villarroel decía que los árboles tienen que estar un poco por encima de los pisos. Allí haremos planta baja más cinco. No me van los rascacielos y los touroperadores, además, tampoco los quieren.

–¿Qué es lo más alto que ha construido?

–Planta baja más ocho. En Málaga hice unos cuantos miles de viviendas y podía haber hecho más. En la Costa no se deben permitir más alturas ni tampoco chalets adosados.

–¿La mayor barbaridad que ha escuchado sobre Holiday World?

–Me han llegado a decir que dejaba a la gente sin playa para comer la tortilla, y cosas peores. Me pusieron pegas de todos los colores. Tengo aquí 400.000 metros y un kilómetro de fachada a la carretera. Le decían al alcalde que tuviera cuidado porque iba en busca de un pelotazo, a hacer apartamentos. Yo me quiero retirar de hotelero. He vivido siete meses al año viajando continuamente porque para vender mil y pico de viviendas al año tienes que hacerlo. Un empresario de Torremolinos que ha llegado a decir que esto es de Tui y que soy un empleado de Tui. Tui no tiene nada que ver. Mandan mis hijas y mi mujer.

–Otra cosa es que sea el principal cliente.

–Sí, pero tengo a todos los touroperadores del mundo. Y le voy a decir una cosa: Quien diga que hay que quitarse a los touroperadores, ese no sabe de lo que habla. Seguirán existiendo y el día que no nos dolerá la cabeza.

–Estaba claro que había quien no creía en su proyecto.

–Bolín creyó en mí, y aquí están los hoteles. También decían que estos hoteles eran de unos americanos, como se llamaban Holiday; después que eran de unos rusos. Mis hoteles son el 50 por ciento de mismas hijas y el otro 50 de mi mujer y mío.

–¿Cómo ha buscado a los profesionales que gestionan todo esto?

–He tenido la suerte de tener cuatro hijas que valen muchísimo. Mari francis, antes de estar aquí, era directora de producción de ‘Hospital central’, con 350 personas a su cargo. Tardé tres años en convencerla para que llevara este proyecto, Ana María lleva el tema inmobiliario, y ahora pasará a ser la jefa del proyecto de Marbella; Mónica, decoración. Y la mayor, Mari Pepa, la presidenta del consejo. El negocio lo llevan mis hijas. Mandan ellas.

–¿En Marbella buscará socios?

–Sí. Hacer lo que queremos vale unos cuantos millones. Iremos al cincuenta por ciento. No quiero pedir más un préstamo a un banco. Sólo tengo buenas palabras para el Banco Popular. Tres veces lo he buscado en mi vida y tres me han ayudado.

–¿Cuándo se ha visto peor?

–En el 75 tuve un mal momento. En el 92 también me ayudaron. En el 2010 no sabía. Le escribí al presidente, Ángel Ron. Sólo le puse en el papel:Necesito que me ayudes. Por la tarde me estaban llamando para fijar una cita. Vinieron consejeros del banco, y me refinanciaron como yo pedí. El banco sabía donde se metía. No soy ningún loco, aunque hay que estarlo un poco para hacer esto. Le debo menos al banco, un 4 o 5 por ciento de mi capital.

–¿Qué piensa cuando ve la lista de morosos a Hacienda con constructoras a la cabeza?

–Hacienda lo que tiene es que dar facilidades, años de plazo. Con garantías, si no lo cobrará nunca.

–¿Qué le preocupa ahora?

–Que en la Costa falten hoteles y sobren estrellas. No se puede permitir que los haya de cuatro y no se merecen ni dos. Hoteles sin reformas desde hace 40 años. Si hay que quitarlas, vamos a quitarlas.

–Eso no lo dirá en Aehcos.

–No pertenecemos, pero espero que volvamos si mi hija Mari Francis quiere. No se puede consentir que el anterior presidente y el anterior permitieran que el convenio fuera el más alto de España. ¿Cómo podemos competir con Canarias, Baleares, Levante o Cataluña? ¡El más alto!. La última vez nos marchamos. Al nuevo presidente lo vemos responsable.

–¿Cuánta gente trabaja con usted?

–En temporada alta 1.100 personas, y sin problemas. Tenemos el mejor personal por dos razones. Porque se le examina y se ve su preparación. Aquí no vale saber hacer lo que sea, y porque hay reciclaje.

–Tiene aquí muchos restaurantes. Con la crisis de La Cónsula y la Fonda, ¿cree que los empresarios que se benefician luego de esos alumnos miraron para otro lado?

–El sector es cobarde. El empresario de Málaga es en una gran mayoría cobarde. Lo que yo digo del convenio ¿quién se atreve a decirlo?. Así le va a muchos. Mire usted, lo que pasa en La Cónsula y La Fonda no tiene nombre. Tendría que haber cinco cónsulas y cinco fondas más. Tiene que haber profesionales, no albañiles metidos a cocineros.

-La capital vive un ‘boom’ turístico. ¿Le atrae para invertir?

–Paco de la Torre ojalá siga muchos años más. Quien ha levantado Málaga es él, nos guste o no. En Sevilla lo hubieran sacado a hombros. Mis hijas quieren un hotel en el Centro., y llevamos un año con el proyecto, pero para que sea rentable debe tener 150 habitaciones.

–¿Qué necesita la Costa del Sol?

–Dos cosas. Quitar estrellas sí o sí hasta que se adapten. Punto segundo, dejar de hacer propaganda electoral con el tren y meterlo hasta la provincia de Cádiz. Marbella, por favor. Ah, y precios no abusivos de la autopista.

–¿A usted que anda en proyectos de gran envergadura le descuelgan los teléfonos oficiales?

–Para el proyecto grande de Marbella hablo con Javier González de Lara. Se está portando muy bien, y se puede avanzar mucho si Susana Díaz sigue en la Junta. Quiere arreglar Andalucía. Debía quedarse y no irse a Madrid. Ha dicho que hay que crear puestos de trabajo si o sí. Es un torbellino de los que quiere arreglar Andalucía, y no nos interesa que se marche. Crear empleo, si o sí, es su objetivo. Los demás lo han dicho con la boca chica. Medio Ambiente, Presidencia, Empleo…los consejeros están en esa línea con proyectos de envergadura que sean de verdad, no lo que pasó en Marbella con el puerto.

–¿Ha hablado con la presidenta?

–Una vez. En Londres. Poco tiempo.

–¿Cuál es el municipio más ágil?

–Marbella, y el mejor alcalde es Pepe Bernal, un hombre que quiere levantar su ciudad. No se puede tener tanto paro, y gente pasando necesidades por la burocracia. Si se quitara se levantaría en 24 horas.

–¿Qué me dice sobre la estacionalidad y el turismo de invierno?

–Ese es otro capítulo. Mire, mi hija Marifrancis lleva años luchando con los políticos. El verano lo vende mi nieto, que tiene 16 años, pero lo difícil es saber vender el invierno. ¿Para qué salen fuera para vender el verano si se vende solo? Venda usted el invierno, pero ellos no saben. Mi hija se rompe la garganta en todos municipios, Patronato, Turismo Andaluz y nadie hace caso. Tenemos un proyecto para ceder aquí suelo y que se hagan pistas de todo tipo y piscinas. Sería un beneficio para toda la Costa en invierno. El Gobierno, la Administración, tiene que hacer lo que no hacen las empresas.

El malagueño Chato se corona como campeón en Holiday World

El Beach Club del resort hotelero Holiday World volvió a convertirse el pasado sábado en el santuario del boxeo de la Costa del Sol con la celebración de la final del Campeonato de España Superwelter en la ya tradicional Velada de Boxeo Holiday World, que os presentaba aquí hace unos días.

velada-boxeo-2016-montaje

velada-boxeo-2016-arbitros

Una noche de vibrante deporte y emociones fuertes, en la que el malagueño Antonio “El Chato” Benítez hizo historia al convertirse en el primer marbellí que obtiene un título de Campeón de España de boxeo profesional al vencer al valenciano Fran “Gladiador” González en el octavo asalto.

velada-boxeo-2016-mesas

Esta velada de boxeo de primer nivel se celebró en el incomparable marco del Club de Playa del resort Holiday World, que lucía engalanado para la ocasión con un espectacular ring al aire libre y un elegante montaje para la cena que fue servida a los asistentes vip durante los combates.

velada-boxeo-2016-asistentes

No faltaron empresarios, políticos e invitados de primera línea, como el Alcalde de Marbella, José Bernal, que tuvo el placer de coronar como Campeón de España Superwelter al púgil marbellí.

velada-boxeo-2016-alcalde-marbella

velada-boxeo-2016-pugiles

Mi hija y mi nieto junto al presentador y los protagonistas de la noche, El Chato y Gladiator

Cielos despejados, temperatura veraniega y un llenazo absoluto en un evento que logró congregar a más de 700 aficionados de la Costa del Sol, con espectáculo a la americana animado por el presentador Nacho Gutiérrez y sus chicas de ring.

velada-boxeo-2016-presentador-chicas

velada-boxeo-2016-presentador

La gente rebosaba adrenalina cuando el “gong” inicial metía de lleno a los púgiles de la categoría Peso Crucero en el combate. Álvaro Terrero y Carlos Caicedo empataron en un combate que fue de menos a más y con alternativas, en el que hubo intercambios, agarrones, ráfagas para uno y otro, pero faltó un poco de brillo.

velada-boxeo-2016-combate-1

En el segundo combate de la noche, en la categoría Peso Medio-Supermedio, Ronny “El Llanero” Alexander venció por K.O. Técnico en el cuarto asalto al valeroso Ion Micu que mostro ganas por los cuatro costados.

velada-boxeo-2016-combate-2

El tercer combate de la noche se disputó en la categoría Peso Ligero, en el que Senior Micha ganó por K.O. Técnico en el cuarto asalto a Suárez, anuncindo al finalizar el combate que el los próximos meses peleará por el título.

velada-boxeo-2016-combate-3

Ya en la categoría Peso Superwelter pudimos disfrutar de un cuarto combate de infarto, en el que Jose Manuel L. Clavero venció por puntos en un enfrentamiento bonito, duro y apasionante a Christopher Mena. Una decisión dividida que si hubiera que resumir podríamos decir que la primera parte fue para Clavero y la segunda para Mena. Fue un combate muy reñido que merece revancha, un espectáculo boxístico digno de una pelea por un cinturón.

velada-boxeo-2016-combate-4

Al final llegaba el el plato fuerte de la noche, poniendo en juego el Campeonato Nacional Superwelter en un combate 10×3 entre Antonio “El chato” Benitez vs Fran “Gladiador” Gonzalez. Ambos salieron a castigar con numerosas series al rival desde el principio, obviando que el combate constaba de diez asaltos.

velada-boxeo-2016-final-1

velada-boxeo-2016-final-2

El malagueño sentenció por KO técnico al durísimo y correoso ‘Gladiator’ en el séptimo asalto para alegría de los 700 aficionados congregados, que le vieron enfundarse el cinturón de campeón de España Profesional Superwelter.

velada-boxeo-2016-campeon

El alcalde de Marbella, José Bernal, fue el encargado de entregar el cinturón de campeón de España a un emocionado ‘Chato’. “Gracias primero a Fran por el combate porque es un gran rival. Gracias a todos los que habéis disfrutado el boxeo aquí. Esto es para mi familia, mis amigos y para una persona muy especial para mí: Óscar”, dijo en referencia a un amigo de la infancia que perdió la vida de forma trágica y marcó a todos los compañeros del ‘Chato’.

El éxito de eventos deportivos de este calibre, con un aforo que crece edición tras edición, refuerzan la apuesta de Holiday World por el deporte como atractivo añadido a los muchos puntos fuertes que tiene la Costa del Sol, con nuestro programa de actividades Holiday World Sport.

Como empresario turístico considero que debemos apostar por la promoción de actividades y eventos deportivos distintos, capaces de ofrecer calidad deportiva, buen ambiente  y diversión para el público.

Fotos: Holiday World Hoteles y Javier Alonso Foto