El Aeropuerto de Málaga cumple 100 años afrontando el reto de la innovación

El Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, decano de los aeropuertos españoles y único que se mantiene en su ubicación original, ha celebrado hace unos días sus primeros 100 años de servicio público, una efeméride que celebramos todos los profesionales del sector turístico de la Costa del Sol.

El 2 de septiembre del año 1919, El Rompedizo acogía el primer vuelo de la primera línea aérea comercial, la Toulouse-Barcelona-Alicante-Málaga-Casablanca, de la Compagnie de Lignes Aériennes Latécoère.

Cien años después, desde el Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, hoy son más de 50 compañías aéreas las que conectan la capital malagueña con cerca de 150 destinos repartidos por todo el mundo.

Hace apenas unos días, el aeropuerto malagueño celebraba además otro hito histórico tras registrar el paso por sus instalaciones de 400 millones de pasajeros, de los que más de 19 millones se registraron en 2018, y logrando su cifra récord este último mes de agosto, con 2,2 millones de viajeros.

La infraestructura aérea malagueña se ha convertido en un elemento fundamental del desarrollo de Málaga, Andalucía y España, por lo que unos doscientos profesionales del turismo se dieron cita en el aeropuerto para celebrar la efeméride, en un acto que ha estado presidido por el ministro en funciones de Fomento, José Luis Ábalos, y el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.

Ambos destacaron en sus intervenciones la necesidad de mantener la colaboración entre instituciones, con el reto de que esta infraestructura siga destacando como referente de innovación y sostenibilidad.

José Luis Ábalos manifestó que «para que siga siendo una infraestructura de primer nivel y un motor de turismo en España, la batalla hay que darla ahora en la eficiencia y la innovación». Una vez superado el reto del tamaño, el ministro puso el acento en los nuevos objetivos, que «pasan por implementar la transformación digital, reducir la contaminación y mejorar la eficiencia para que en cien años sea un referente en ello».

Sin avanzar cifras de inversión para el futuro ni nuevos proyectos, Ábalos recordó que en esta infraestructura se han invertido en los últimos años 1.700 millones de euros, generando empleo directo para 8.000 personas y acogiendo 200 empresas.

En línea con nuestra apuesta por un ambicioso proyecto de digitalización en el grupo, coincido plenamente en que la gran apuesta para el Aeropuerto de Málaga es acometer una gran transformación digital. Esto les permitirá mejorar la competitividad y proporcionar una experiencia de viaje más agradable al visitante, además de ser más eficientes y respetuosos con el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.