La Costa del Sol reclama su inclusión en corredores turísticos seguros

El presidente de Turismo Costa del Sol, Francisco Salado, ha manifestado la petición de que el Gobierno central cree para el destino Costa del Sol corredores turísticos seguros, en los que se realicen pruebas PCR en origen para evitar los contagios, como medio para combatir la crisis provocada por el Covid19.

Salado quiso destacar que el destino se enfrenta a un momento «clave» en el que resulta vital «ofrecer garantías de la Costa del Sol como destino seguro, lo que sin duda mejoraría nuestra competitividad de cara a la próxima temporada».

Este fue uno de los puntos importantes de su intervención en el acto de entrega de Q de Calidad Turística a ocho municipios de la Costa del Sol occidental: Torremolinos, Benalmádena, Fuengirola, Mijas, Marbella, Estepona, Casares y Manilva.

Salado ha destacado también el importante avance hacia la excelencia que ha supuesto recibir la Marca Q de Calidad como Destino Turístico Inteligente, siendo el primer destino turístico plurimunicipal que logra obtener dicha certificación.

La conversión de Costa del Sol en un destino inteligente supone una actualización del destino con base en cinco pilares estratégicos: la gobernanza, la innovación, la tecnología, la sostenibilidad y la accesibilidad.

El objetivo de Turismo Costa del Sol es trabajar para usar la inteligencia: «Se traducirá en un mayor impacto económico y en más empleo para la provincia, permitirá cualificar el gasto medio en el destino y ayudará a trabajar en la sostenibilidad de la provincia de Málaga, ya que el uso de las distintas herramientas de inteligencia turística nos brinda la posibilidad de actuar de forma quirúrgica frente al nuevo turista e impactar en el perfil que más interesa que viaje hacia a Costa del Sol» afirmó Salado.

El presidente del ICTE, Miguel Mirones, hizo entrega de la certificación en un acto celebrado en la Diputación de Málaga, en que han estado presentes la directora de Aenor, Mónica Barroso, el presidente del foro de Turismo Málaga Costa del Sol, Luis Callejón, y los alcaldes de los municipios participantes en este proyecto (Torremolinos, Benalmádena, Fuengirola, Mijas, Marbella, Estepona, Casares y Manilva) .

El Instituto para la Calidad Turísica Española (ICTE) ha otorgado el certificado tras superar la Costa del Sol Occidental la auditoría de certificación realizada por Aenor frente a la norma UNE 178501 de Sistema de gestión de Destino Turístico Inteligente.

Nuestro resort Holiday World se incorpora a la Mesa del Turismo

La Mesa de Turismo, asociación profesional y empresarial formada en 1986 y representada por diferentes sectores turísticos, refuerza su elevado nivel de representatividad con la incorporación de nuevos miembros.

Entre ellos, se encuentra mi hija Marifrancis Peñarroya, Consejera y socia de Grupo Peñarroya, además de Directora General de Holiday World, nuestro resort hostelero ubicado en Benalmádena.

La mesa de turismo es una entidad formada por más de 60 profesionales de reconocida trayectoria dentro del sector turístico. Entre sus principales objetivos destaca transmitir a la opinión pública y a la sociedad española la valoración real del turismo, apoyándose en la investigación y el análisis científico de esta actividad.

En lo que va de año ha incorporado a 14 miembros nuevos y continúa creciendo en un momento especialmente difícil, ya que el turismo es uno de los sectores más afectados por la crisis sanitaria que atraviesa el mundo. 

Para el complejo hotelero Holiday World y el resto de Grupo Peñarroya es todo un orgullo formar parte de esta mesa, adquiriendo el compromiso de trasladar las necesidades de nuestro destino, Costa del Sol, en un foro nacional tan importante.

Nuestra presencia en esta entidad nos convertirá además en enlace para trasladar los esfuerzos que la asociación profesional lleva a cabo para la mejora del turismo, transmitiéndolos al resto de la sociedad.

Según palabras de Marifrancis Peñarroya, Directora General del Resort Holiday World: “La innovación y la sostenibilidad, en estos momentos, será mi posicionamiento para el impulso del turismo post COVID 19”. 

Desde la Mesa del Turismo apostaremos por potenciar una clara estrategia de calidad y renovación del sector, con el fin de impulsar y consolidar el liderazgo del sector turístico español y avanzar hacia un turismo responsable y sostenible.

La Costa del Sol comienza una temporada baja crítica

El sector turístico de la Costa del Sol se enfrenta al comienzo de una temporada baja especialmente dura, en la que el cierre masivo de los alojamientos que habían abierto sus puertas en julio se suma a la importante caída de facturación en la hostelería.

Con la brusca caída de la ocupación hotelera en septiembre, son muchos los establecimientos que esperan a los resultados del puente del 12 de octubre para decidir si cierran definitivamente la temporada hasta que la situación sanitaria, económica y social mejore.

La temporada baja se anticipa por la escasa presencia de turistas internacionales tras el que podemos calificar sin tapujos como el peor verano de la historia en la Costa del Sol. Esta situación se ve agravada por la ola de cancelaciones provocada por el cierre de Madrid, principal mercado emisor nacional para estos días festivos, debido a la situación sanitaria.

Los datos oficiales han ratificado que los hoteles malagueños alojaron entre julio y agosto a 605.126 viajeros, principalmente de procedencia nacional, lo que representó una disminución del 54,5% respecto al mismo periodo del año pasado.

La Costa del Sol depende del turismo extranjero para sobrevivir y éste ha fallado a su cita, provocando el desplome de cifras y la pérdida de más de la mitad de los clientes.

Con estas cifras sobre la mesa, el ‘miedo’ se hace patente en el sector si nos atenemos a las expectativas para los meses de invierno, marcados por los estragos del coronavirus. Ya han comenzado los cierres de establecimientos hoteleros, se han reducido espacios en el aeropuerto de Málaga y se han presentado medidas excepcionales como la bonificación de la Junta a turistas andaluces con el fin de dinamizar la temporada baja.

En palabras del  vicepresidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), Manuel Camacho «el problema es no poder contar con el cliente internacional, que es el que nos da el sustento el invierno junto a las escapadas o los puentes del turismo nacional», un importante handicap que «se traduce en que el empresario no puede aguantar durante mucho tiempo las pérdidas y, por ende, se ve obligado a cerrar».

El presidente del Consejo de Turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Miguel Sánchez, ha declarado también que «para toda la industria turística, para la hostelería también, el invierno solía ser duro, pero ahora va ser mucho más duro para todos. Muchas empresas hoteleras vamos a estar un año sin ingresar ni un euro ».

El turismo residencial apuesta por la fortaleza del destino Costa del Sol

La revista Andalucía Inmobiliaria y la Federación Andaluza de Urbanizadores y Turismo Residencial celebraron el pasado martes la XII Jornada de Turismo Residencial, un encuentro reprogramado varios meses más tarde de su fecha habitual por la crisis sanitaria provocada por el Covid-19.

El evento tuvo lugar en en el hotel Anantara Villa Padierna Palace Benahavis Marbella Resort, una cita imprescindible para los empresarios del sector a la que no quise faltar, acompañado por mis hijas, la Presidenta del grupo, Pepa Peñarroya, y la Consejera Delegada de la División Inmobiliaria, Ana Mª Peñarroya.

La jornada contó con la presencia de Ángeles Muñoz Uriol, alcaldesa de Marbella; José Antonio Mena Castilla, alcalde de Benahavís; y José María García Urbano, alcalde de Estepona, además de ponentes del más alto nivel, que analizaron la situación actual del mercado inmobiliario costasoleño.

La mayoría de los expertos que participaron en la jornada concluyeron que el mercado residencial de la Costa del Sol sufrirá hasta el año próximo una caída de entre el 5 y el 8 por ciento por las consecuencias de la pandemia, previendo también que la recuperación del mercado internacional será lenta.

En este sentido, el director de Financial Advisory Real State de Deloitte, Juan Ramón Rubio Zalabardo, dejó muy claro en su intervención que la pandemia ha tenido consecuencias muy directas en el sector del turismo residencial, vaticinando su recuperación para los años 2022 y 2023.

A pesar de las circunstancias, la fortaleza de la Costa del Sol como destino para la inversión o para vivir ha sido uno de los aspectos principales que se han puesto de manifiesto en esta XII Jornada de Turismo Residencial.

Los alcaldes de Marbella, Estepona y Benahavís, Ángeles Muñoz, José María García Urbano y José Antonio Mena, señalaron la importancia de desarrollar iniciativas innovadoras y de ejecutar obras públicas para atraer al turismo residencial a la Costa del Sol.

Los regidores de Marbella, Estepona y Benahavís abogaron también por reducir los procedimientos burocráticos para dar licencias urbanísticas y la colaboración entre el sector privado y el público, destacando especialmente el atractivo que tiene la Costa del Sol, a pesar de la pandemia, para invertir y desarrollar proyectos en sus municipios.

El presidente de la Federación Andaluza de Urbanizadores y Turismo Residencial, Ricardo Arranz, destacó en su intervención las especiales cualidades de los municipios de la Costa del Sol, entre las que destacó el clima, las infraestructuras o la calidad de vida. «En un momento tan dramático esto es oro y tenemos que saber valorarlo y comercializarlo», señaló Arranz.