El turismo residencial apuesta por la fortaleza del destino Costa del Sol

La revista Andalucía Inmobiliaria y la Federación Andaluza de Urbanizadores y Turismo Residencial celebraron el pasado martes la XII Jornada de Turismo Residencial, un encuentro reprogramado varios meses más tarde de su fecha habitual por la crisis sanitaria provocada por el Covid-19.

El evento tuvo lugar en en el hotel Anantara Villa Padierna Palace Benahavis Marbella Resort, una cita imprescindible para los empresarios del sector a la que no quise faltar, acompañado por mis hijas, la Presidenta del grupo, Pepa Peñarroya, y la Consejera Delegada de la División Inmobiliaria, Ana Mª Peñarroya.

La jornada contó con la presencia de Ángeles Muñoz Uriol, alcaldesa de Marbella; José Antonio Mena Castilla, alcalde de Benahavís; y José María García Urbano, alcalde de Estepona, además de ponentes del más alto nivel, que analizaron la situación actual del mercado inmobiliario costasoleño.

La mayoría de los expertos que participaron en la jornada concluyeron que el mercado residencial de la Costa del Sol sufrirá hasta el año próximo una caída de entre el 5 y el 8 por ciento por las consecuencias de la pandemia, previendo también que la recuperación del mercado internacional será lenta.

En este sentido, el director de Financial Advisory Real State de Deloitte, Juan Ramón Rubio Zalabardo, dejó muy claro en su intervención que la pandemia ha tenido consecuencias muy directas en el sector del turismo residencial, vaticinando su recuperación para los años 2022 y 2023.

A pesar de las circunstancias, la fortaleza de la Costa del Sol como destino para la inversión o para vivir ha sido uno de los aspectos principales que se han puesto de manifiesto en esta XII Jornada de Turismo Residencial.

Los alcaldes de Marbella, Estepona y Benahavís, Ángeles Muñoz, José María García Urbano y José Antonio Mena, señalaron la importancia de desarrollar iniciativas innovadoras y de ejecutar obras públicas para atraer al turismo residencial a la Costa del Sol.

Los regidores de Marbella, Estepona y Benahavís abogaron también por reducir los procedimientos burocráticos para dar licencias urbanísticas y la colaboración entre el sector privado y el público, destacando especialmente el atractivo que tiene la Costa del Sol, a pesar de la pandemia, para invertir y desarrollar proyectos en sus municipios.

El presidente de la Federación Andaluza de Urbanizadores y Turismo Residencial, Ricardo Arranz, destacó en su intervención las especiales cualidades de los municipios de la Costa del Sol, entre las que destacó el clima, las infraestructuras o la calidad de vida. «En un momento tan dramático esto es oro y tenemos que saber valorarlo y comercializarlo», señaló Arranz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.