El sector turístico modera sus previsiones para el verano 2018

La patronal hotelera presenta para este verano un escenario en el que la moderación es la protagonista de las expectativas. Según el Observatorio de la Industria Hotelera en España, el sector se mantendrá estable para la temporada de Verano 2018, tras los récords históricos batidos en las temporadas pasadas.

Las expectativas para la temporada de Verano 2018 aparecen sin cambios tras el alto optimismo alcanzado en la temporada de Verano 2017, en la que se batieron récords turísticos en cuanto a número de visitantes, pernoctaciones e ingresos, superando todas las previsiones del sector.

Este repunte sin precedentes no parece que vaya a repetirse el verano 2018, ya que los 47,96 puntos del índice OHE General de la presente temporada muestran perspectivas de estabilidad tras las altas puntuaciones, que llegaron a alcanzar los 75 puntos, registrados en las temporadas pasadas.

El resurgir de competidores como Turquía, Grecia, Egipto o Túnez comienza a pasar factura a la Costa del Sol y a conquistar a muchos clientes británicos y alemanes, que en las últimas dos temporadas se habían decantado por los destinos españoles para sus vacaciones, según los datos facilitados por la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) en la presentación del Observatorio de la Industria Hotelera España para este verano.

observatorio-verano-2018

Juan Molas, presidente de la Cehat, destacó ante los medios de comunicación que Turquía ya crecía en 2017 al 40%, y Egipto al 37%, siguiendo la misma línea de otros países como Grecia y Túnez.

La patronal justifica este elevado crecimiento por sus “precios muy competitivos” y considera fundamental que Turespaña comience a trabajar de inmediato en una campaña dedicada al mercado británico, que es el principal país emisor de turistas para España.

En palabras de Molas, “Pedimos al Gobierno y a Turespaña una campaña inmediata para los meses de septiempre y octubre dirigida al mercado británico para trasmitirles el aprecio que siente nuestro país hacia los turistas británicos”, subrayando la importancia de esta acción en un contexto de incertidumbre como el del ‘Brexit’, cuyos efectos prevé que se comenzarán a notar en marzo de 2019.

Respecto a los datos del Observatorio de la Industria Hotelera en España, Juan Molas destacó que “ya veníamos advirtiendo que el seguir creciendo a este ritmo era altamente improbable. Nuestro objetivo ahora es mejorar los ratios de gasto por turista y satisfacción de los visitantes. Seguimos manteniendo buenas previsiones, especialmente a lo que se refiere al gasto por cliente, pero hemos de estar atentos a la recuperación de determinados competidores, así como a las circunstancias adversas que puedan alterar el normal curso de la temporada”.

Por su parte Ramón Estalella, secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), destacó que los datos presentados en el informe  “nos deben servir para intentar paliar los graves efectos de la estacionalidad, buscando productos de mayor valor añadido”, algo con lo que coincido plenamente.

La Costa del Sol debe competir no tanto en precio sino en productos diferenciados y atractivos, primado la puesta en valor de nuestro entorno y la calidad de servicio como elementos distintivos de nuestra oferta turística. En Grupo Peñarroya consideramos fundamental apostar por segmentos turísticos alternativos y atractivos durante todo el año, como el turismo de salud o el turismo deportivo, con el fin de combatir la estacionalidad y enriquecer la oferta turística del destino Costa del Sol.

La Costa del Sol cierra la temporada alta con siete millones de turistas

Con el cierre del periodo de la temporada alta llega el momento de analizar los datos turísticos presentados por el Instituto Nacional de Estadística.  Siguiendo la tendencia de los últimos periodos estivales, , tanto cifras como políticos hablan de “verano histórico”y de un balance “espectacular”.

El consejero de Turismo de la Junta, Francisco Javier Fernández, ha presentado ante la prensa el balance de la temporada alta de los destinos andaluces, que han conseguido sumar 25,2 millones de pernoctaciones según la cifra oficial publicada por el INE, lo que supone un 1,6% respecto a 2016.

colas aeropuerto

La Costa del Sol ha cerrado el verano de 2017 con 7.050.000 turistas, un número  que supone superar su propio techo histórico y que ha alcanzado un impacto económico de 7.152 millones de euros, 459 millones más que en el mismo periodo del año anterior (+6,3%).

El presidente de Turismo Costa del Sol, Elías Bendodo, también ha presentado los datos correspondientes a nuestro destino turístico en rueda de prensa, acompañado por el máximo responsable de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), Luis Callejón Suñé.

BendodoCallejón

Luis Callejón y Elias Bendodo

Tras destacar que la provincia continúa posesionada como destino “líder” gracias a empresarios y trabajadores del sector turístico, ha incidido en que en Málaga “no hay turismofobia, aquí apreciamos y estamos encantados de que vengan y vuelvan los turistas”.

Los datos del INE dejan patente que el crecimiento en volumen de pernoctaciones viene del aumento del 7% de viajeros internacionales, siguiendo la tónica registrada en los dos últimos veranos, mientras que la caída del turismo nacional se agudiza.

La estadística pone de manifiesto que en lo que va de año los establecimientos hoteleros acumulan en los ocho primeros meses de 2017 una pérdida de casi medio millón de pernoctaciones de viajeros españoles, según los datos aportados por el informe de Coyuntura Turística de Turismo Costa del Sol.

En Holiday World las cifras del verano siguen la misma tónica, buenas cifras de ocupación y aumento de la demanda por parte de clientes internacionales, pero descenso en el número de pernoctaciones de turistas nacionales.

Para Bendodo, el reto es “crecer de forma sostenible y consolidar cada paso que demos con sentido común y confianza” y,  aunque reconoce que el mercado nacional sí desciende, defiende que los españoles en tiempos de recuperación económica, “en vez de venir aquí prefieren aprovechar y viajar fuera de España”.

Coincido con el análisis de Bendodo, ya que es verdad que en tiempos de bonanza económica los turistas españoles aprovechan para viajar al extranjero, pero también el considerable incremento de viviendas de uso turístico en la Costa del Sol puede haber sido determinante para que parte de los turistas nacionales hayan optado por otras opciones de alojamiento.

En los datos globales de la región que aportaba el Consejero de Turismo, Javier Fernández, el conjunto de Andalucía ha perdido un 4,3% de turistas españoles lo que en sus propias palabras implica “hacer más esfuerzos en el mercado nacional, porque es un cliente básico para el destino y supone el 60% de los viajeros”.

Precisamente esa actitud es la que los empresarios del sector esperamos por parte de los responsables turísticos, seguir trabajando en los mercados internacionales pero sin olvidar la demanda nacional, que es fundamental de cara a los puentes durante la temporada baja y que siempre ha sido un salvavidas para los resultados turísticas de nuestra Costa del Sol.

La Costa del Sol cierra una nueva Semana Santa “histórica”

Hemos cerrado el primer pico de la temporada 2017 con registros que la prensa ha calificado, un año más, como históricos, refiriéndose a la última como la mejor Semana Santa para el turismo de la Costa del Sol.

Siempre defiendo que no se deben echar las campanas al vuelo con demasiada alegría, pero hace unos días la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos) confirmaba la mejora de las previsiones iniciales para Semana santa y cerraba la ocupación media en nuestro destino turístico en un 83,5%, superando en un 1,5% a los datos alcanzados el año pasado en la misma fecha.

El presidente de esta patronal, Luis Callejón Suñé, destacaba ante los medios que que en la primera fase del periodo vacacional se superaron un 1% las previsiones, ocupando el 78% de plazas,  mientras que de Jueves Santo a Domingo de Resurrección la ocupación media rozaba el lleno, alcanzando un 93%, es decir, tres puntospor encima que en 2016.

playa-carihuela

No debemos olvidar que el clima ha sido excepcionalmente bueno, con temperaturas más propias del verano, lo que ha animado las reservas y ha propiciado un 10% de incremento medio de facturación en los restaurantes y chiringuitos de la provincia respecto a la Semana Santa de 2016.

Según declaraba a Diario Sur el presidente del consejo de turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Miguel Sánchez, “Hacía tiempo que no teníamos una Semana Santa como ésta, no sólo por una ocupación excelente sino también por un ambiente estupendo en todo el litoral, donde el segmento del sol y playa se ha visto muy favorecido por la buena climatología”.

“Lo extraordinario es que este periodo vacacional ha sido muy bueno desde el primer fin de semana, cuando antes empezaba el Jueves Santo”, remarcaba Sánchez.

Coincido con él en que los resultados han sido mejores en toda la franja litoral, especialmente en el primer periodo de la Semana Santa, ya que tradicionalmente los días que rozaban el lleno eran los del puente festivo. En esta ocasión, la excelente temperatura y las playas han sido un importante gancho, con los hoteles colgando el cartel de completo a pesar de la competencia de los apartamentos turísticos.

Los resultados han sido igualmente buenos en las zonas de interior, con los alojamientos rurales llenos, y también en la capital gracias al tirón de las procesiones.

 

El ecuador de la temporada se cierra con datos al alza

Con los datos de la primera parte de la temporada alta y una vez alcanzado el ecuador de la temporada, el sector hotelero habla de este 2016 en términos de mejora de la estancia y aumento de la rentabilidad, según los datos aportados por Juan Molas, presidente de Cehat, que señalan que los ingresos por habitación se recuperan y alcanzan los valores de 2008.

El aumento de la estancia media de los viajeros en nuestros hoteles y la mejora de la rentabilidad de los establecimientos son las principales novedades de un verano que, en su ecuador, está superando los datos registrados en el histórico 2015 y mantiene el optimismo en el sector a pesar de la sorpresa del referéndum del ‘Brexit’, cuyo resultado aún no se está reflejando en los resultados de la industria turística.

Este es el análisis de la situación que hacia el pasado jueves el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Juan Molas, en la presentación de los datos del Observatorio de la Industria Hotelera que ha sido elaborado conjuntamente con PwC.

Cehat-julio

En este informe, basado en una encuesta realizada a 54 asociaciones de esta confederación que engloban a más de 1,5 millones de plazas, señalan como factores destacados “la mejora de la estancia y el precio medio, que son los más altos de los últimos cuatro veranos y que impactan en el aumento esperado de la rentabilidad”, según declaró ante los medios Molas.

Además más, el estudio recoge que el RevPar, índice que muestra los ingresos por habitación, vuelve a alcanzar los valores de 2008, siendo la provincia de Málaga una de las que mejor se está comportando previsión de un aumento del precio medio de las reservas.

Juan Molas explicó que el comportamiento de los mercados tradicionales sigue siendo positivo a corto y medio plazo. En este sentido, destacó la evolución de Canarias así como el incremento de la llegada de turistas rusos y de aquellos procedentes de países del Este. Además, dijo que las predicciones apuntan a que aumentará el número de viajeros nacionales, así como la llegada de los turistas procedentes de Alemania, Francia, Países Nórdicos y Reino Unido.

Por otro lado, Molas reclamó al próximo Gobierno que haga del sector turístico una prioridad política y lo convierta en un asunto de Estado ya que nuestro sector de actividad es el auténtico impulsor de la recuperación económica.

Esperemos que estos datos al alza que se están registrando a lo largo de la primera parte de la temporada alta se mantengan en la segunda a pesar de los vaivenes políticos en el mercado internacional. La Costa del Sol necesita cerrar una temporada alta con buenos datos para encarar el invierno y poder seguir luchando contra la estacionalidad del sector. Esa es sin duda nuestra prioridad de trabajo.

Andalucía despunta como el destino de playa con mayor crecimiento

Siempre digo que no se puede echar las campanas al vuelo con los datos de la temporada alta, pero nuestros políticos están encantados con las cifras record que hemos logrado alcanzar este pasado mes de agosto en la Costa del Sol. A los datos históricos que publicaba la semana pasada el Gobierno central sobre las cifras de viajeros procedentes del mercado internacional se han sumado hace escasos días las estadísticas publicadas por el INE respecto a los datos registrados en los hoteles españoles.

El balance de agosto confirma la tendencia esperada por todo el sector turístico de la Costa del Sol, puesto que mes a mes el destino ha ido superando las cotas históricas alcanzadas ya el pasado verano. Por primera vez los hoteles de nuestra provincia han rebasado los trece millones de pernoctaciones acumuladas entre enero y agosto, lo que según ha informado Turismo Costa del Sol supone un 3% más que el año anterior.

Se trata sin duda de una excelente noticia, puesto que todo aumento de visitantes es bienvenido, pero hay que señalar que la cifra total de viajeros que han optado por establecimientos hoteleros sigue siendo inferior  a la conseguida en el ejercicio anterior al inicio de la crisis económica.

Piscina-Holiday-Polynesia-Benalmádena

Pese a todo, los hoteles costasoleños han ganado en estos primeros ocho meses del año un 4% más de turistas. En palabras del presidente de Turismo Costa del Sol, Elías Bendodo: “los datos hoteleros del año refrendan una tendencia alcista que nunca antes se había vivido en la provincia, con récords mes a mes que auguran un 2015 excepcional”.

El consejero de Turismo, Javier Fernández, también ha hecho balance de las estadísticas del INE destacando que nuestra Comunidad se sitúa como el destino de sol y playa del país que registra un mayor crecimiento en pernoctaciones.

Los hoteles andaluces registraron 7.182.162 millones de estancias en agosto, lo que supone un 6,03% más que en el mismo mes de 2014. Según Fernández, “Andalucía se consolida como el destino preferido por los residentes en España durante el mes de agosto al aglutinar el 24% del total de las pernoctaciones del país”,  insistiendo además en que el comportamiento de las pernoctaciones en agosto” supera las expectativas más optimistas e indica que estamos viviendo un momento histórico”.

Como empresario turístico opino que hay que celebrar los buenos resultados del mes de agosto, pero no hay que perder de vista que el invierno es la verdadera asignatura pendiente del sector turístico de la Costa del Sol.

Este crecimiento y esta mejora en las cifras es especialmente necesaria en los meses que se avecinan, tradicionalmente más complicados, por lo que el esfuerzo de promoción del destino debe concentrarse en levantar este periodo. Espero que la tendencia al alza continúe y las estadísticas del invierno sean también de crecimiento.