Mi denuncia de las irregularidades en la Cofradía del Rocío

Hoy quiero hablar aquí mas ampliamente de las irregularidades que denunciaba el pasado lunes con respecto a las elecciones a Hermano Mayor que se han celebrado en la Cofradía del Rocío. Tras ver publicada en los medios la resolución del obispado obligando a la repetición de los comicios, creo que es conveniente romper mi silencio aclarar una serie de cuestiones con respecto a este tema.

Mi equipo y yo hemos querido dejar clara nuestra postura con un comunicado a los medios del que se ha hecho eco en su edición de hoy el diario La Opinión de Málaga, que destaca en su titular mi convicción de no haber recibido ningún trato de favor por parte del Obispado.  Os dejo el enlace a la noticia aquí.

opinion-malaga-Rocio

De todas maneras,  quiero reproducir el comunicado completo aquí, en este espacio personal, para que podáis conocer de primera mano cual es mi postura ante los hechos tan desagradables que hemos vivido estos días en el seno de la Cofradía.

Tras las apariciones en los medios de comunicación y redes sociales de calumnias, insultos, datos falsos tratando de confundir a la sociedad malagueña en general y a nuestros hermanos en particular a los que debemos todo nuestro respeto nos gustaría comunicar y explicar los siguientes puntos:

1.-  Desde que empezó el proceso electoral hemos tratado de intervenir lo menos posible en los medios porque, nuestra candidatura comprende que, los desacuerdos, roces o problemas que se originan en cualquier grupo humano se deben arreglar dentro del propio ente o, si no fuera así, usar el medio legal, en este caso nuestro Obispado, para que ponga orden si lo viera conveniente.

No obstante, ante la decisión del Obispado de anular el Cabildo de Elecciones a Hermano Mayor sin exponer ninguna razón, aparente por lo menos, nos vemos en la obligación de explicar y resumir las diferentes impugnaciones presentadas ante el Obispado de Málaga:

 

– Cuando comprobamos que D. Juan José Lupiañez se volvía a presentar a la elección para Hermano Mayor, cuando dimitió hacía un mes escaso, presentamos, lógicamente, impugnación a dicha candidatura, por Fraude de Ley, porque según el Derecho canónico, él no podía optar a dicha elección habiendo presentado la dimisión previa.

El Obispado no contestó, al interesado, a dicha impugnación y continuo con el proceso electoral trasladando la fecha a una semana vista de la anterior convocatoria no cumpliendo con los plazos que marca los estatutos de la Hermandad.

– Según los estatutos, cada candidato debe tener el listado de hermanos, con todos los datos,  para poder comunicar el proyecto electoral de dicho candidato. Este listado, completo, se nos niega en todo momento y solo nos entregan un borrador incompleto con nombre, fecha de nacimiento y algún dato más irrelevante para el fin que se pretendía con lo que la comunicación con los hermanos fue tediosa y ,en muchos casos, inexistente.

Sin embargo, la otra candidatura, usó los medios tecnológicos, que tiene la Hermandad, para comunicar, a su antojo, todo lo que deseó a los  hermanos. De esto, hay pruebas escritas y están adjuntadas a otra de las impugnaciones.

Lógicamente usaron los listados como consideraron más oportuno, para sus intereses, llegando a pasarlos en la puerta de la Casa de Hermandad, de mano en mano, a colaboradores de la candidatura para perseguir los votos el día de las elecciones. De ésto último, se sacaron fotos y se aportaron pruebas en otra de las impugnaciones.

En cuanto al tiempo, desde el día 13 de Septiembre,  y probablemente desde más atrás aunque no lo hemos podido demostrar en papel, iniciaron su campaña cuando es otro gran motivo de impugnación y en donde se puede observar la enorme desventaja que tuvo nuestra candidatura con respecto a la del Sr. Juan José Lupiañez.

Ahora comprendemos como alardeaban por los foros y por los medios explicando que iban a ganar por aplastante mayoría aunque después resultó no tanta. Con todo en contra logramos más de 200 votos .

2.- Otro tema que nos ocupa en estos días, y que presentamos al Obispado para su seguimiento, es la enorme cantidad de eventos celebrados en la Casa de Hermandad y que no figuran en los asientos contables de la Hermandad.  Ante todo esto y tras las informaciones publicadas en días pasados, y no teniendo confirmación por parte del único órgano que nos vale para dicha comunicación, el Obispado, nos vemos obligados a pedir una auditoría completa de la Hermandad que ponga todo en orden ya que, con los datos que aportamos en la impugnación creemos que es muy necesaria y urgente.

3.- Nos gustaría resaltar que todas las opiniones que han salido en los medios de comunicación y redes sociales sobre nuestro candidato y su equipo, de haber comprado el Obispado, de haber atendido los desperfectos de la S.I.C.B, haber comprado votos a 50€, haber tenido trato de favor por parte de la autoridad eclesiástica son falsas y lo denunciamos, por ahora, públicamente.

4.- No comprendemos por qué una Hermandad Sacramental tiene denuncias en la Policía Local, por parte de los vecinos colindantes, por ruidos producidos en la Casa Hermandad , a altas horas de la madrugadas, por fiestas con consumo de alcohol y música elevada.

Tampoco es comprensible cómo se va a celebrar, según está publicado en los medios de comunicación, una fiesta de carnaval, actividad pagana, en los aledaños de la Casa de Hermandad y organizado por la propia Hermandad.

Esperemos por el bien común, que se arreglen los problemas de la Cofradía que es de todos los hermanos y del pueblo de Málaga.

 

Un comentario sobre “Mi denuncia de las irregularidades en la Cofradía del Rocío

  1. Entonces es normal lo que ha hecho el obispado , con solo demostrar una de sola causa de todas las denuncias ,pero si le ha faltado tomar la decision acertada ya que si es verdad que hay irregularidades tenia que haber anulado la candidatura de lupiañez, eso hubiera sido lo justo.
    Solo han beneficiado a lupiañez…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *