Air Berlin reducirá un 33% sus plazas en los vuelos directos desde Málaga

Hoy quiero hacerme eco en el blog de una noticia que ha lanzado Europa Press y que ha apareciudo también en la prensa malagueña en medio de la vorágine informativa previa a la World Travel Market de Londres. La aerolinea alemana Air Berlin reducirá en un 33% el número las plazas en los vuelos directos entre Málaga y las ciudades europeas con las que opera la compañía, según ha declarado a la prensa el subdirector de la línea aérea para España y Portugal, Pablo Caspers.

La aerolinea justifica esta medida indicado que la temporada de invierno, que finaliza el 31 de marzo, comenzará con una reducción de la capacidad de asientos en los vuelos ‘non stop’ debido a la menor garantía de demanda. A pesar de que el mercado alemán es el segundo emisor de turistas internacionales a Andalucía, Air Berlin considera que la caída de la demanda en invierno hacia la provincia malagueña es “tremenda” y sus usuarios se decantan por otros destinos como Canarias o Egipto, lo que pone en riesgo los intereses de la compañía.

air-berlin

Air Berlin ofrecerá durante el invierno unos 130.000 asientos en vuelos directos hacia ocho destinos –siete alemanes y Austria (Viena)– mientras que la conexión entre Málaga y Palma de Mallorca, donde la aerolínea tiene su ‘hub’ o centro de distribución, supera las 100.000 plazas y permite conectar con 17 destinos alemanes y otros 12 europeos, ha precisado Caspers.

“No reducimos conexiones, sólo plazas directas, seguimos ofreciendo conectividad vía Palma ″, ha afirmado el representante de Air Berlin, quien además ha hecho un llamamiento a las autoridades para que “trabajen más en la calidad del destino creando contenidos para el invierno”.

La necesidad de impulsar nuevos segmentos e infraestructuras atractivas para el invierno y el empobrecimiento de la oferta hotelera y de ocio en la Costa del Sol es algo que los empresarios venimos denunciando desde hace años. La crisis económica no ha hecho más que agravar esta tendencia que ahora está trayendo nuevas consecuencias, como el cierre por temporada de hoteles históricos o la reducción de plazas en las aerolíneas porque no son rentables.

Si los touroperadores no garantizan las plazas en los meses de invierno y las aerolíneas no las ofertan a sus usuarios, me pregunto cómo van a llegar los turistas y cómo los empresarios vamoa a poder mantener nuestros hoteles abiertos durante la temporada baja. Es necesaria una apuesta colectiva para trabajar en diferentes ámbitos como la promoción, la creación de contenidos atractivos para los meses de invierno y la calidad en los servicios y en la atención al cliente. Hay mucho trabajo por delante y los empresarios necesitamos la colaboración de las autoridades para alcanzar acuerdos que nos permitan salir de la crisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *