La Costa del Sol cierra 2015 con más de 10 millones de visitantes

Como empresario que desarrolla su actividad en el sector turístico, me gusta leer en la prensa noticias positivas y cifras acerca de la recuperación del sector, después de los años de crisis que llevamos arrastrando a nuestras espaldas. Quizá me parece algo exagerado decir que el recién acabado 2015 ha sido el mejor año turístico de nuestra historia, como veo estos días en titulares, pero es innegable que las cifras totales acumuladas son excelentes.

La Costa del Sol ha cerrado 2015 rozando los 10,6 millones de turistas, superando las previsiones que políticos y empresarios hacíamos al comienzo de la temporada, y mejorando también el volumen de ingresos previsto, alcanzando los 11.531 millones de euros. Según las cifras publicadas al cierre del año, la Costa del Sol ha terminado 2015 con 10.598.000 turistas, por encima de la previsión inicial de 10,5 millones, y con 11.531 millones de euros de ingresos, cuando las expectativas situaban esta cifra en los 11.400 millones.

recepcion-polynesia

Según ha informado el presidente de Turismo Costa del Sol y de la Diputación de Málaga, Elian Bendodo, las pernoctaciones han registrado un crecimiento del seis por ciento con respecto a 2014 y han logrado alcanzar los 26 millones. Bendodo ha destacado también ante los medios que el gasto medio por turista también se ha incrementado hasta situarse en860 euros por estancia y persona.

Según declaraciones de Bendodo a Europa Press recogidas por los diarios malagueños, «Crecemos en empresas turísticas constituidas, en plazas de alojamiento, en rentabilidad hotelera, también en gasto medio por turista; prácticamente, todo son crecimientos y superación de previsiones».

También destaca que «la Costa del Sol ha demostrado una gran fortaleza desde el punto de vista turístico, y es que en los años más difíciles de la crisis ha seguido creciendo, batiendo el récord de los 10 millones de turistas en 2014 y ahora, incluso, superando los 10,5 millones y también las previsiones de ingresos».

Respecto a las previsiones para el recién estrenado 2016 Bendodo destaca que las expectativas son volver a tener un año récord para el turismo en la provincia de Málaga, ya que «Hay mucho margen de crecimiento, aunque todavía tenemos como asignatura pendiente la estacionalidad y aún siguen cerrando hoteles en invierno».

Precisamente en este punto no puedo estar más de acuerdo con Bendodo. Como siempre defiendo en este blog, acabar con la estacionalidad turística es el gran reto de la Costa del Sol y por ello pido a nuestros dirigentes que no se queden únicamente con los buenos resultados del verano, ayudando a los empresarios a que tengamos nuestros establecimientos abiertos durante todo el año y promocionando la Costa del Sol para captar turismo durante los meses de invierno.

Espero que las estrategias de cara al nuevo año vayan en este sentido y que entre todos consigamos que la Costa del Sol sea un destino líder durante todo el año.

El aeropuerto de Málaga cierra agosto con datos históricos

Ya hablabamos en entradas anteriores de las buenas previsiones que  los distintos representantes del sector turístico tenían para el mes tradicionalmente más fuerte de la temporada alta en la Costa del Sol. Unas previsiones que confirmaban la tendencia al alza registrada a lo largo de todo el 2015 y que parecen haberse cumplido tras la publicación de los datos de tráfico de viajeros por parte del Aeropuerto de Málaga.

Según leo estos días en la prensa local, el aeródromo malagueño ha cerrado el que ya titulan «el mejor agosto de su historia», con un tránsito en sus instalaciones que ha superado los 1,7 millones de pasajeros. Según datos facilitados por Aena, este dato supone un crecimiento del 3,3% respecto al mismo mes de 2014, que ya obtuvo excelentes datos similares a los anteriores al comienzo de la crisis.

Estos buenos resultados se deben a una sostenida evolución al alza tanto del turismo nacional como de los mercados extranjeros, destacando especialmente el correspondiente al Reino Unido, con 593.093 pasajeros, Alemania, con 147.922, y Francia, con 126.532.

malaga-aeropuerto

Según el comunicado de Aena que aparece en prensa “El grueso de los usuarios contabilizados viajó en vuelos comerciales (excluyendo aviación general y ejecutiva), ya que sumaron 1.732.606. De ellos, 1.486.691 se movieron con origen o destino en alguna ciudad extranjera (un 3,8% más), mientras que 245.915 optaron por conexiones nacionales (un 1,2% más que el año pasado)”. En cuanto al incremento en el número de viajeros, los mercados más activos han sido Estados Unidos, Austria, Polonia y República Checa, además del repunte del mercado ruso  y los países nórdicos.

Respecto al acumulado anual en el Aeropuerto de Málaga, los datos reflejan un aumento continuado de la actividad alcanzando el récord de 9.883.473 pasajeros, un 4,4% más que en el mismo periodo de 2014.

Esta tendencia al alza parece que va a mantenerse durante los primeros meses de otoño, ya que las reservas para el final de septiembre y para la primera quincena octubre rondan ya el 80% y el 70% respectivamente, animadas por el puente del dia 12.

Para nosotros los hoteleros es fundamental que el crecimiento se registre en estos meses mas difíciles para poder acabar con la lacra de la estacionalidad. Nuestros hoteles deben permanecer abiertos en invierno, eso está claro, pero la incertidumbre respecto a la ocupación durante esos meses se une al cierre estacional de muchas instalaciones de ocio, lo que acaba mermando la calidad de nuestro destino turístico.

Los empresarios trabajamos duro para que la Costa del Sol sea un destino vivo todo el año y esta es una tarea de todos. Esperamos que este otoño estemos un paso más cerca de conseguirlo.

El sector del ocio en la Costa del Sol remonta tras la crisis

Siempre defiendo que la Costa del Sol tiene que posicionarse como destino turístico de primer nivel en el mercado internacional. Es una labor conjunta de los empresarios hoteleros, que debemos ofrecer infraestructuras de calidad y excelencia en el servicio para obtener altos indices de satisfacción, y de los empresarios que regentan la oferta de servicios turísticos y de ocio en nuestro destino, que deben presentar una oferta lo suficientemente atractiva para que los turistas nos quieran visitar.

Estos últimos años años de crisis han hecho una merma considerable en el sector, especialmente en el caso de atracciones turísticas y parques de ocio, lo que ha llevado a los cierres de temporada y a la consiguiente pérdida de atractivos del destino durante los meses de invierno, agravando el problema de la estacionalidad.

Por ello me resulta muy satisfactorio leer en la prensa que las cifras del negocio de los parques de ocio están remontando considerablemente esta temporada. Los principales recintos de la Costa del Sol, destino en el que se concentra la principal oferta a nivel nacional, esperan superar su facturación al menos en un 5% ó 6%, según ha estimado la Asociación Provincial de Empresas y Centros de Ocio de la Costa del Sol. Según ha declarado su presidente, José María Yagüe, «Puede que incluso un poco más si somos optimistas». Asegura que, en general, la industria sigue siendo rentable y pese a la crisis no ha habido apenas cierres.

Benalmádena, municipio en el que se ubica nuestro complejo Holiday World, es uno de los bastiones más importantes de este sector de parques de ocio, ya que aquí se ubican infraestructuras emblemáticas como Tivoli, Sea Life, Selwo Marina o el Teleférico Benalmádena.

María José Marañón, gerente en Málaga de Parques Reunidos, en el que se integran algunos de estos parques benalmadenses, afirma que «Los visitantes son el mejor indicador para conocer el momento de la crisis y los datos nos indican que los peores momentos ya han pasado» añadiendo que su grupo espera al menos un aumento del 4,5% en cuanto al número de visitas, en vista del crecimiento del turismo que se prevé en la zona.

Los representantes del sector hablan de buenas perspectivas para un ramo que mueve cerca de cien millones de euros y que da empleo en Málaga a más de 1.600 personas. Según la patronal, durante la temporada de 2014 la la facturación ya aumentó un 4% y, pese a los malos tiempos que el sector turístico ha vivido durante los últimos años, la mayoría de los centros ha resistido el envite.

Como empresario del sector turístico de la Costa del Sol espero que estas buenas perspectivas se traduzcan en una mejora de la oferta de estos centros durante los meses de invierno. Tenemos que conseguir que el nuestro sea un destino vivo durante todo el año y generar nuevos atractivos para que el turismo nos visite también en temporada baja.

El aeropuerto de Málaga roza en junio los 1,5 millones de pasajeros

Siempre digo que hay que ser conservadores y no echar las campanas al vuelo antes de tiempo con los datos del verano en la Costa del Sol, pero lo cierto es que las cifras de viejeros de esta temporada 2015 suponen un repunte al alza, mejorando los datos de la temporada pasada, que ya fueron extremadamente buenos.

Aena acaba de facilitar los datos de la actividad de los aeropuertos españoles y destaca el avance de las instalaciones malagueñas por lograr la cifra histórica de 1.478.204 pasajeros, un 3,1% más que en el mismo periodo del pasado ejercicio.

Se trata de datos históricos en cuanto a volumen de viajeros, ya que en el aeropuerto de Málaga nunca antes se había conseguido rozar el millón y medio de pasajeros en el mes de junio.  La cifra lograda resulta muy alentadora, ya que llega a superar incluso a las registradas durante los años anteriores a la crisis, superando el record de viajeros del ejercicio 2008, el de mayor actividad hasta la fecha.

aeropuerto-malaga-terminal

En cuanto al volumen total de las infraestructuras españolas de la red de AENA, informan que se han registrado 20.161.382 pasajeros en junio de 2015, lo que significa un aumento del 3,7% con respecto al mismo mes de 2014.  Según el operador de aeropuertos «Se consolida así la tendencia de crecimiento en el tráfico de pasajeros que se viene produciendo continuadamente desde hace más de un año y medio».

Concretando cifras de las instalaciones malagueñas, en nuestras pistas han aterrizado y despegado 10.785 aviones en el primer mes de temporada alta, lo que aumenta la importancia del mes de junio en el verano en la Costa del Sol.

Esperemos que estos datos históricos de actividad continúen como tendencia durante los meses de julio y agosto, tradicionalmente más demandados por los viajeros durante las vacaciones. Conseguir buenos resultados durante el verano es vital para luchar contra la estacionalidad y para que la Costa del Sol pueda seguir funcionando durante el largo invierno.

La Costa del Sol cierra el Puente del Pilar con una ocupación del 80 por ciento

Tras el paso del Pueste del Pilar ya podemos decir oficialmente que comienza la temporada baja en la Costa del Sol. Tradicionalmente, éstos días de octubre suponen el último pico importante en cuanto a la ocupación de camas hoteleras y número de visitantes en nuestro destino turístico.

Este puente del Pilar ha rozado un 80 por ciento de ocupación en estos tres días festivos, a pesar de que se produjeron un dos o tres por ciento de cancelaciones de última hora a causa del mal tiempo. A pesar de las condiciones meteorológicas del fin de semana largo, los hoteles de la Costa han tenido una ocupación similar a la que se alcanzó el año pasado y que superó el 80 por ciento.

El representante del Consejo de Turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Miguel Sánchez, ha hecho ante la prensa un balance muy positivo de estos pasados días festivos. En palabras de Sánchez «Había una previsión de ocupación excelente que se ha visto en parte truncada por el mal tiempo», aunque a pesar de todo los resultados finales han sido mejores de lo esperado.

paseo-maritimo-benalmadena

Como suele suceder en estos casos, los más afectados por las cancelaciones han sido los hoteles situados en la franja costera, mientras que en las ciudades de interior la incidencia del clima adverso en los días de puente ha sido menor.

Los hoteleros ya sabemos que este puente supone un punto de inflexión en el desarrollo de nuestra actividad , porque a partir de este mes las cifras de ocupación caen y en apenas unas semanas serán muchos los hoteles de la Costa del Sol que cierren sus puertas hasta la temporada que viene.

Con la segunda quincena de octubre empieza a agravarse el problema de la estacionalidad, para el que no terminan de tomarse medidas efectivas. Según publica la prensa, se espera que aproximadamente un 40 por ciento de la planta hotelera de la Costa del Sol eche el cierre en los próximos días, lo que supone que dejarán de estar operativas unas 20.000 camas.

El problema es que, aunque aún quedan días festivos en el calendario, no se esperan buenas cifras de ocupación debido a que este año el 1 de noviembre cae en sábado y no habrá posibilidad de puente, mientras que el puente de diciembre tampoco suele dar grandes satisfacciones por la cercanía de la Navidad.

Estas cifras, en una provincia como la nuestra cuya actividad económica depende económicamente del turismo, me parecen una barbaridad. Sin embargo entiendo lo que argumenta Miguel Sánchez, porque si vienen menos turistas y los empresarios no pueden afrontar los costes de explotación, al final hay que cerrar aunque haya clientes potenciales. Es un círculo vicioso del que ya he hablado alguna vez…. si vienen menos turistas, habrá menos servicios pero si la oferta sigue empeorando vendrán menos todavía.

Esta es la tendencia que tenemos que invertir y desde aquí hago un llamamiento a todo el sector para que tomemos las medidas oportunas y fomentemos el turismo de invierno, aprovechando el privilegiado clima que tenemos todo el año. Si conseguimos mejorar nuestra oferta mejoraremos resultados.