El sector turístico ve peligrar los incentivos a la renovación hotelera

La noticia ha causado un gran revuelo y los empresarios turísticos de la Costa del Sol se unen para pedir al ministro Soria para que aclare sus planes en relación al turismo. La comparecencia en el Congreso del ministro de Industria, Energía y Turismo ha generado inquietud en el sector ante las dudas sobre si se van a mantener o no los planes de apoyo e incentivos a las inversiones de los empresarios para renovar su oferta hotelera.

ministro-turismo-Soria

Durante su comparecencia,  José Manuel Soria  insistió en que la mejora de las instalaciones obsoletas tiene que recaer en exclusiva en el sector privado, ya sean empresarios, operadores o promotores del sector. Las reacciones no se han hecho esperar y el  presidente del Consejo de Turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Miguel Sánchez, ha reconocido públicamente el malestar que han generado las declaraciones del ministro, asegurando que pedirán una reunión con el ministro para que aclare los planes de futuro al sector andaluz.

Miguel-Sánchez-CEA

En palabras de Miguel Sánchez, con las que estoy completamente de acuerdo, «Los empresarios ya sabemos que tenemos que hacernos cargo de las mejoras de nuestros negocios, por supuesto, pero también la administración central debe aclarar las líneas de apoyo, no en ayudas sino en créditos, con los que el sector contará para avanzar en un momento en que los bancos no dan dinero. La financiación es el gran problema de esta industria y en eso es en lo que pedimos al Gobierno un apoyo».

paseo-maritimo-benalmadena

La renovación hotelera es sin duda la gran asignatura pendiente de la Costa del Sol, un destino pionero en España y con numerosas instalaciones obsoletas, que se encuentra actualmente en pleno proceso de reconversión para adaptarse a las nuevas necesidades del sector turístico. Si los bancos no permiten financiar los proyectos y el estado no dota a los empresarios de la financiación necesaria… ¿cómo se van a poder acometer las reformas necesarias?, ¿como vamos a  competir con otros destinos sin una oferta de calidad? ¿como vamos a luchar contra la estacionalidad ?.

Es un problema al que no podemos dar la espalda. La modernización de las instalaciones hoteleras de la Costa del Sol es vital para poder mejorar nuestra competitividad turística y recuperar nuestra posición como destino de primera línea. Esperemos que el Gobierno permita que el sector turístico salga de la crisis.

Benalmádena prohibe en su PGOU la reconversión de hoteles

El Ayuntamiento de Benalmádena  ha aprobado de manera definitiva una modificación de la ordenanza de Uso Comercial del Tipo-Residencial Hotelero que impide la división horizontal y conversión de los establecimientos hoteleros en viviendas. De esta manera, el PGOU de la localidad recogerá que, a partir de ahora, los proyectos de edificios destinados a este uso deberán incorporar, al recibir la licencia urbanística, la anotación en el Registro de la Propiedad del destino hotelero, así como la imposibilidad de segregación posterior.

Según ha declarado el alcalde, Javier Carnero, «Esta iniciativa supone una garantía para el mantenimiento y protección de nuestra planta hotelera, vital para el fomento del comercio y el turismo» y ha añadido que el objetivo de la medida «es proteger y promover la creación de establecimientos hoteleros, ya que el turismo es el motor económico de Benalmádena, y no podemos permitir que en tiempos de recesión financiera nuestros hoteles sean pasto de la especulación urbanística».

Coincido con el alcalde en que el turismo es sin duda el motor económico de la localidad y que la actividad de los empresarios hoteleros debe protegerse y favorecerse por las autoridades, pero hay que señalar que los hoteles que tienen más de 25 años y se han quedado ya obsoletos son un problema.

El alcalde debería tener en cuenta que para ser competitivos y poder ofrecer servicios de calidad, estos hoteles antiguos deben ser completamente remodelados y requieren una cuantiosa inversión, que ningún empresario puede asumir sin tener cerrados acuerdos con touroperadores.

paseo-maritimo-benalmadena

La baja calidad de las infraestructuras hoteleras lo único que hace es perjudicar la imagen de Benalmádena como destino turístico y perjudica la actividad de todo el sector, puesto que los hoteles vetustos acaban tirando los precios para poder subsistir y entramos en una dinámica en la que perdemos todos.

No creo que al Ayuntamiento le corresponda tomarse la potestad de  prohibir que se haga una división horizontal, que para algunos empresarios del sector sería la única salida si ven que su negocio no sale a flote. No se puede atar de pies y manos a estos empresarios, que deben buscar una alternativa a su negocio.

Creo que esta medida impide la evolución natural de la la planta hotelera, porque es lógico que las infraestructuras obsoletas dejen de dedicarse a este uso, y hay que apostar por favorecer la construcción de hoteles nuevos, que nos permitan tener unas infraestructuras turísticas más actuales y modernas. Si queremos ser un destino turístico de calidad, tenemos que apostar por hoteles de calidad.